Antonio Abreu UNESCO Reserva de la Biosfera Isla Príncipe

En nuestra primera entrevista relacionada al destino de Príncipe, Antonio Abreu nos cuenta como esta isla remota al oeste de África se convirtió en una Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Antonio, algunas palabras sobre tu trabajo profesional y tus responsabilidades?

Soy un biólogo con un Doctorado en biología marina, pero durante los últimos años he trabajado en el manejo medioambiental, la conservación de la biodiversidad, protección de áreas y en particular con las reservas de la biosfera de la UNESCO. El cambio climático, el impacto medioambiental y el manejo de la zona de la costa también entran en mis campos de trabajo actuales.

Frecuentemente soy profesor invitado sobre turismo y medioambiente. Así que diría que soy un profesional bastante versátil en ciencias naturales con experiencia en investigación científica y técnica en política internacional, dirección y gobierno.

¿Recuerdas la primera vez que escuchaste sobre sustentabilidad en turismo, y tus primeras impresiones?

He estado siguiendo las relaciones entre turismo y medioambiente por más de 20 años, tanto como maestro y director. Por ejemplo, hace algunos años fui coordinador de un laboratorio de medioambiente, turismo y sustentabilidad.

Como biólogo comprendo la estrecha relación entre turismo, ambiente social y natural, la necesidad de apreciar y comunicar estas conexiones complejas, y usar este conocimiento en favor del desarrollo sustentable de destinos turísticos y sus comunidades locales.

Ahora en el 2015, ¿ha cambiado tu punto de vista?

No, pero la industria si ha cambiado mucho.

El turismo de hoy en día es un sector masivo de rápido crecimiento con impactos (positivos y negativos) que la mayoría de las veces no son tomados en cuenta por actores específicos del sector. El manejo del paisaje, el agua, suelo, contaminación, biodiversidad, cambio climático, IT, y manejo medioambiental son sólo pocos ejemplos de cuestiones que ahora forman parte de las empresas turísticas, requiriendo una capacidad totalmente diferente de los profesionales en este sector.

También existe una interacción entre los anfitriones, los visitantes y los turistas y el impacto en el patrimonio cultural y el estilo de vida de las comunidades donde ocurren las actividades turísticas. Todo esto forma parte de las consideraciones y retos que están dentro del concepto de sustentabilidad hoy en día.

Como Consultor y Científico de la Reserva de la Biosfera Isla Príncipe, ¿cuáles han sido tus principales enseñanzas?

Mi posición actual viene de mis responsabilidades anteriores como líder técnico y científico de la Isla Príncipe para ser nominada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Me pidieron que continuara ofreciendo apoyo y ayuda para construir un equipo local que a medio plazo pudiera dirigir la Reserva de la Biosfera y encargarse de proyectos sobre conservación, desarrollo y generación de consciencia.

Al estar involucrado en este proceso, me permitió ganar una única perspectiva pues estaba comprometido con la gente de la Isla Príncipe y aprender sus puntos de vista sobre la naturaleza y la gente.

Desde una perspectiva más personal, lo más gratificante ha sido ser reconocido como un hijo de la Isla. Esto es algo muy importando pues estaba en una posición totalmente diferente de la consultoría usual. Pude tener un mejor entendimiento de la naturaleza real de esta gente y como se conectan con su medioambiente.

UNESCO Reserva de la Biosfera Isla Príncipe

¿Cuál fue el proceso para que la Isla Príncipe llegara a ser Reserva de la Biosfera de la UNESCO?

Fue realmente una sorpresa para mí cuando recibí una llamada telefónica del Ministro de Relaciones Exteriores de Portugal en esos tiempos, pidiendo que me reuniera en Lisboa con una persona de la Isla Príncipe quien quiso proponerle ser nominada por la UNESCO.

Después me encontré con el ingeniero José Cassandra, el presidente del Gobierno Autónomo de Príncipe, y pocos meses después ya estaba preparando para aplicar en la UNESCO. Tuve que juntar a un equipo de expertos del extranjero que se encargaran de asuntos técnicos, junto con el equipo local que nos ayudó con el campo de trabajo y contactos iniciales con las comunidades e interesados.

Después hubo mucho trabajo técnico al juntar y producir la línea base de información y que al mismo tiempo explica y promociona el concepto de la Reserva de la Biosfera entre las comunidades.

Desde la primera llamada para presentar la solicitud para la evaluación por la UNESCO, este proceso tomó cerca de 3 años de trabajo, pero con un final muy feliz: en julio del 2012 la pequeña Isla Príncipe obtuvo su título de Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

La obtención del status de la Biosfera fue un momento muy especial y emotivo, el cual tuve la oportunidad de experimentar en Paris junto con la delegación Príncipe. Al escuchar al Presidente Cassandra hablar en la UNESCO fue un momento tremendo. Pero él ya estaba pensando qué hacer momentos después, así que aquí estamos.

¿De qué manera se involucró la comunidad local de Príncipe en esta iniciativa?

Totalmente y todo el tiempo. Durante la preparación de la solicitud, todos estaban informados y tuvieron la oportunidad de participar. No sólo durante las conferencias y los talleres de capacitación, sino también para discutir posibles iniciativas y proponiendo actividades.

La solicitud incluía las cartas de apoyo y declaraciones de las instituciones locales, nacionales e internacionales, pero también las firmas de cientos de ciudadanos de Príncipe quienes no perdieron la oportunidad de apoyar formalmente su propia Reserva de la Biosfera.

Esta conexión tan cercana refleja la consciencia que los residentes de Príncipe tienen acerca de la importancia de la Reserva de la Biosfera. También se refleja en el éxito de las iniciativas como el proyecto del reto del reciclaje del agua, cuyo objetivo es remover el plástico de la isla, y otras actividades, como el próximo proyecto Capture Zero para las tortugas marinas.

UNESCO Reserva de la Biosfera Isla Príncipe Proyecto Reciclaje Agua
Recolecta de botellas de plástico en el día del Reto Agua y Reciclaje, 14 de septiembre del 2015, Príncipe

¿Qué significa para Príncipe ser una UNESCO Reserva de la Biosfera?

Primero de todo, significa consciencia sobre la necesidad de encontrar maneras para el desarrollo sustentable de la isla y una comprensión efectiva sobre el rol de la naturaleza y la biodiversidad en particular en este proceso.

La Reserva de la Biosfera de la UNESCO es una plataforma efectiva para comenzar a experimentar iniciativas e ideas que demuestren que es posible encontrar soluciones, aprendiendo de las experiencias de otros, a través de redes que conecten temáticamente y geográficamente las Reservas de la Biosfera de todo el mundo.

La Reserva de la Biosfera puede ser considerada como el vehículo que la Isla Príncipe utiliza para abordar la sustentabilidad y que lleve a Príncipe a una cooperación global para el desarrollo sustentable, no sólo para aprender pero también para enseñar y compartir.

¿Cuál es tu consejo para los gobiernos de islas pequeñas dispuestos a implementar la sustentabilidad en sus destinos?

Ser destinos pequeños significa, la mayoría de las veces, dificultades. Si eres pequeño e insular, entonces se agrega la distancia, la falta de una masa crítica, vulnerabilidad, y muchas otras condiciones que sólo pueden ser abordadas a través de la sustentabilidad, eficiencia y al no seguir el camino convencional.

En tales situaciones, el desarrollo sustentable se convierte en una herramienta decisiva para que los gobernantes tomen en cuenta los impactos del turismo y sus beneficios desde una perspectiva multi-sectorial, y no sólo por el análisis de costes y beneficios.

Las inversiones en turismo deberían ser puestas a prueba y ajustadas a una visión sustentable, ya que el turismo produce impactos variados y significativos que la mayoría de las veces no son tomados en suficiente consideración al momento de tomar una decisión.

Por ejemplo, el uso del agua, el paisaje, los desperdicios, energía, los impactos en la biodiversidad deberían ser considerados juntamente a otros indicadores que ya se utilizan, como el número de empleos y el nivel de ingresos. Pero incluso estos temas más usuales deberían ser evaluados de manera distinta. Por ejemplo, el número de empleos no nos dice nada sobre la calidad de estos trabajos, si son justos o no.

¿Cómo se mide el éxito del turismo sustentable a nivel de destino?

Hay muchos indicadores potenciales pero, como estamos comenzando este nuevo periodo Post Rio+20, yo sugeriría que deberíamos construir un sistema basado en la reciente aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU. Son universales, comparables, fáciles de entender y motivan a todos los actores sociales para trabajar unidos bajo unos objetivos en común.

Muchas gracias, Antonio.

Visita unesco.org para más información sobre las Reservas de la Biosfera de la UNESCO. Contacta con Antonio Abreu en Twitter o conecta en LinkedIn.


TAP PortugalNuestro agradecimiento a TAP Portugal por apoyar nuestra visita a São Tomé y Príncipe como patrocinador del viaje.


¿Disfrutaste de nuestra entrevista con Antonio Abreu, Asesor UNESCO Reserva Biosfera de la Isla Príncipe en África? Por favor, ¡comparta y difunda!

Antonio Abreu, Asesor Científico de la UNESCO Reserva de la Biosfera Isla Príncipe
Share: