Antonis Petropoulos, EcoclubAntonis Petropoulos, editor del portal para profesionales del ecoturismo, Ecoclub.com, en esta entrevista nos ofrece una visión interna sobre el estado del turismo sostenible en Grecia, un país y destino bendecido con paisajes únicos y un rico patrimonio, pero también un país que se enfrenta a muchos desafíos en el frente de la sostenibilidad.

Aprende sobre:

  • Ecoclub.com: su origen y cómo ha evolucionado la plataforma en los últimos años;
  • Por qué el movimiento del Turismo Sostenible necesita comenzar sobre la base y conducirse de abajo arriba;
  • A qué retos se tienen que enfrentar los destinos y los operadores de ecoturismo;
  • El estado actual del turismo sostenible en Grecia;
  • Cómo contar historias de sostenibilidad convincentes.

Antonis, ¿Por qué comenzó con el Club Internacional de Ecoturismo (ECOCLUB.com) en 1999?

Tras una breve carrera como empleado en la industria de la mensajería, un viaje a Belice y un momento de introspección personal, no esperé a que llegara la crisis existencial de la mediana edad y comencé a hacer lo que realmente quería, aportar mi granito de arena en el amplio movimiento global por la justicia ambiental y social, no a través de la política, pero de una manera tranquila, práctica y agradable, a través de formas adecuadas de turismo, como el ecoturismo y a través del nuevo medio – revolucionario que era por aquel entonces – Internet.

¿Recuerda la primera vez que escuchó hablar de ecoturismo? ¿Qué le hizo interesarse?

Antes que nada, me gustaría agradecer esta oportunidad, es divertido sentirse en el otro lado después de haber entrevistado a numerosas personas. También siento que debo clarificar que yo no soy o me veo a mi mismo como un “líder”.

Desde una perspectiva de la ecología social y mutualista, desconfío de los líderes y las jerarquías y pienso que todo el mundo debe liderar a sí mismo – en especial en un sector y un movimiento como el ecoturismo / turismo sostenible, que tiene que ver con las bases.

No recuerdo exactamente la primera vez que oí hablar de “ecoturismo” – que de hecho fue ya en el siglo pasado (!) – quizás en un artículo académico. Pero sí recuerdo perfectamente la primera vez que practique turismo ecológico, sin saberlo en realidad. Al igual que otros jóvenes estudiantes de mi generación, viajamos alrededor de Europa por tren (con el pasaporte Interail), eso fue en el verano de 1988.

Algunos olvidan que en el Ecoturismo, como en el famoso poema de Cavafy (Ithaka), es el viaje lo que importa, cómo llegar a su destino, además de, por supuesto, el propio destino: las comunidades y las empresas y todas las cosas tangibles e intangibles que constituye el destino. Yo estaba interesado en cuestiones ambientales y sociales desde una edad temprana, gracias a mis padres y mis maestros, y a los viajes también en gran medida disfrutados, por lo que el ecoturismo parecía la elección natural, la combinación perfecta.

Como director de la comunidad de ecoturismo y editor online, ¿cuáles cree que han sido los cambios más significativos en los últimos 15 años?

Yo diría que el primer boom de las puntocom y su colapso posterior, la llegada de la búsqueda de contenidos con Google en el que murieron los anteriores directorios, y finalmente el meteórico ascenso de los medios de comunicación social, que actualmente está desafiando a los medios de comunicación de Google y de estilo antiguo por igual.

De alguna manera las reservas de viajes y análisis de sitios han sobrevivido mediante la adaptación y la adopción, y también gracias a ser inmune al ruido. Nosotros, y cuando digo ‘nosotros’ quiero decir el 99%, hemos tenido la suerte de que, a pesar de la concentración y tendencias oligopólicas, Internet consigue en gran medida ofrecer una igualdad de condiciones con la cada vez más importantes vías alternativas de financiación (de código abierto y creativo).

A pesar de los grandes esfuerzos de algunas empresas y gobiernos, no ha fragmentado y no se controla totalmente los medios, y la libertad de expresión y el activismo todavía es posible en la mayoría de los países.

¿Cuáles han sido las principales lecciones aprendidas para usted?

Las principales lecciones aprendidas giran en torno a nuestra vida, las consecuencias de cada una de nuestras decisiones vitales y cómo hay que ser flexible, realista, y con una mente abierta sin comprometerse única y exclusivamente a un ideal. Digamos que esto sería el camino más práctico para “el cambio”.

Estando ubicado en Atenas, ¿cuál es su opinión sobre el actual estado del turismo sostenible en Grecia?

Atenas es un destino turístico importante, al menos desde los tiempos de los Romanos (y de alguna manera sostenible, como la capital habitada de forma continua más antigua) a pesar de una nube tóxica notoria (nefos) y que de la década de los 60 el “mar de hormigón” se ha vuelto más amigable con el turista y el medio ambiente. Curiosamente gracias a un evento insostenible como los Juegos Olímpicos, lo que facilitó la construcción de un sistema de transporte basado en el tranvía y el metro.

Existen muchas paradojas, contradicciones y conflictos en Grecia como resultado de un cruce de caminos en su situación geopolítica y cultural (¡y económica!). Una de estas contradicciones es el hecho de que se combinan infraestructuras del primer mundo con las prácticas ambientales del tercer mundo. Tal vez estoy siendo demasiado duro, pero se obtiene una imagen ilustrativa de la situación.

¿Es el turismo en Grecia en su conjunto ambiental, social, económica y políticamente sostenible? No estoy seguro. Pero igualmente no estoy seguro de que a nivel internacional el turismo en los comienzos del siglo 21 sea en su conjunto sostenible, con el cambio climático, crisis económicas recurrentes, guerras, refugiados y migrantes indigentes.

Tenemos que darnos cuenta que, aparte de desarrollo sostenible del turismo, también hay la opción de decrecimiento del turismo sostenible, especialmente en los destinos desarrollados e insostenibles. Yo clasificaría algunas partes de Grecia en esa categoría también.

La mayoría de los analistas turísticos griegos consideran Grecia desafortunado debido a su alta estacionalidad (un efecto directo de los 5 meses de mal tiempo y 3 meses de tiempo impredecible), pero creo que esto es un “revestimiento de plata” que nos previene de un turismo de tipo “monocultivo”.

¿En qué países y regiones observa usted un mayor interés relacionado con un turismo sostenible?

Hay interés en todo el mundo, tanto en países que son más o menos concienciados con el medio ambiente, igualitarios, libres y ricos en atractivos turísticos y los que carecen de alguna de estas características.

Pero por lo general hay una larga distancia a recorrer desde el mero “interés” hasta alcanzar “el éxito”. Uno también tiene que separar los mercados de origen y los destinos, aunque algunos países tienen ese doble papel.

Muchos de los destinos generalmente identificados con el ecoturismo / turismo sostenible / verde / responsables están en el hemisferio sur e incluyen Costa Rica, Belice, Brasil (Amazonas), Ecuador (Galápagos), Tanzania, Sudáfrica (Ciudad del Cabo), India (Kerala), Seychelles, y muchas islas del Caribe (de Dominica a los menos conocidos como Barbuda). Pero se pueden encontrar buenas prácticas aisladas en casi todos los países. La conexión de estos esfuerzos aislados es crucial para seguir adelante.

También sería justo incluir a todos los países (y regiones) en el hemisferio norte (incluyendo las antípodas) que tienen políticas ambientales adecuadas en todos los sectores económicos y áreas protegidas bien gestionadas y todas las ciudades que cuentan con la infraestructura verde (transporte, alojamiento, etc.), las políticas de gestión de residuos y combinan el multiculturalismo con la cohesión social y la integración. Estos centros urbanos suelen ser los principales productores de turistas verdes.

Desde su experiencia, ¿qué aspectos son los que más tienen que luchar los operadores de ecoturismo?

Un problema común para todos los operadores realmente verdes es la competencia “desleal” de todos aquellos que buscan atajos, no sólo por cumplir la legislación (como el medio ambiente, la seguridad e impuestos), sino también para dejar de lado los más altos estándares de calidad. En este mundo en el que impera el capitalismo, la verdad es que solo unos pocos consumidores (en torno al 10%) elegirían la opción de vacaciones más caras, pero más verdes aunque pudieran encontrar unas vacaciones más baratas pero menos sostenibles.

Esta carrera de fondo se lleva inevitablemente a cabo sobre las espaldas de los trabajadores explotados turismo (aprendices y pasantes) y pequeños propietarios chantajeados por los tour operadores multinacionales.

Anhelaría un mundo con un turismo de calidad asequible y accesible para todos, pero simplemente no es posible en el marco del sistema global actual.

¿Qué historias sobre turismo sostenible, escritas o vividas por usted, considera que han sido más inspiradores y memorables?

Cuando se trata de historias e inspiración, prefiero cosas reales, no de ficción, cosas que se pueden hacer y que se han hecho, frente a la utopía. Por esta razón, considero que las historias más inspiradoras de turismo sostenible en las que he estado involucrado son micro-proyectos comunitarios aprobados por las comunidades locales.

Algunos de éstos fueron facilitados por nuestros miembros y co-financiado por ECOCLUB.com entre 2004-2011. Espero que podamos relanzar esta actividad pronto en un marco mejorado y ampliado, con la cooperación de nuestros miembros.

¿De qué logros en ECOCLUB se siente más orgulloso? ¿Y cómo se mantiene motivado para continuar?

Trato de evitar el orgullo, uno de los “siete pecados capitales” (Soberbia). Mi motivación es ser optimista – tal vez – la creencia de que puedo poner mis ideas en práctica a través del ecoturismo. Y mi hijo – como Marx y Engels escribió por primera vez “como buenos padres de familia, hay que entregar el mundo a las generaciones venideras en mejores condiciones”.

El principal logro de ECOCLUB.com – Club Internacional de Ecoturismo – hasta el momento es haber atraído un número de personas que realmente se preocupan por el bien común como miembros, y como resultado, que ha sobrevivido desde 1999, a diferencia de otras iniciativas que, aunque bien intencionadas, han sido menos afortunadas.

El objetivo en esta, nuestra segunda década, es mejorar el apoyo mutuo y profundizar la cooperación entre nuestros miembros, de manera que podamos ayudar a las comunidades locales de forma conjunta a satisfacer sus necesidades y aspiraciones reales a través de un ecoturismo genuino, un turismo ecológico y equitativo.

¿Cómo es un día “normal” para usted?

En la actualidad, tan emocionante o tan aburrida como la de la mayoría de las otras personas que trabajan en una oficina me temo, aunque un poco más tranquilo, ya que son muchos más correos electrónicos que llamadas telefónicas las que recibo. Pero me agradan a menudo las interrupciones que recibo de visitas de amigos y colegas que vienen de lejos. Antes del nacimiento de mi hijo, solía viajar mucho más, pero ya le estoy comenzando a “instruir” en las formas de turismo ecológico, a partir de nuestras atracciones locales en Atenas (pero con renombre mundial). Lo más local, lo más ecológico.

¿Cuál sería su libro elegido para 2015 sobre turismo, viajes y sostenibilidad?

Actualmente estoy leyendo “Turismo Voluntario: El Humanitarismo Popular en Tiempos Neoliberales” por Mary Mostafanezhad y espero que realiza una revisión pronto de este libro en nuestra página web. Se trata de temas que otros libros ni siquiera mencionan en el índice.

fundador-de-ecoclub-antonis-petropoulos-habla-sobre-ecoturismo¿Un consejo a negocios y destinos ecoturísticos para contar historias convincentes de sostenibilidad?

En relación con los negocios ecoturístico, siempre contad la verdad, sed vosotros mismos (humanos no héroes, a no ser que seas un héroe), evitar la exageración, sea fiel a los hechos y no entren en minucias, no se olviden de los seres humanos, los anfitriones, los empleados – son la mejor manera de contar y transmitir historias y vivencias. Sea competitivo sin ser antagónico y coopere ante todo. Conozca a su público, sea exigente y podrá discernir cualquier falsificación.

Con relación a los destinos ecoturísticos, respeto a aquellos destinos que deciden cómo les gustaría presentar y desarrollar a la vez su imagen de una forma democrática y directa, con el objetivo de otorgar una máxima participación a todos sus ciudadanos y no sólo las “partes interesadas” en turismo – ciertamente no sólo confiar en expertos y consejeros.

Muchas gracias, Antonis.

Más información, sigue ECOCLUB en Twitter, Facebook o LinkedIn.


¿Te gustó nuestra entrevista con Antonis Petropoulos sobre el estado actual del turismo sostenible en Grecia y su portal Ecoclub.com? ¡Por favor, compártela!

Antonis Petropoulos sobre Turismo y Sostenibilidad en Grecia, y el Portal EcoClub
Share:
Tagged on: