Carole Favre entrevista

Conoce a Carole Favre, consultora independiente de turismo, defensora de la sostenibilidad, empresaria, mentora y facilitadora. La trayectoria profesional de Carole – como la de muchos de sus colegas que trabajan por un turismo más sostenible – es excepcional. En esta entrevista, ella nos cuenta sus expectativas y desafíos y por qué, a pesar de serios contratiempos, nunca ha dejado de creer en el futuro ni de hacer sus sueños realidad.

Aprende sobre:

  • Lecciones clave aprendidas por Carole Favre a lo largo de su amplia carrera;
  • Un aspecto a tener en cuenta en la comunidad del Turismo Sostenible y sus defectos;
  • Los principales desafíos que enfrentan los empresarios y los destinos en la actualidad en relación a la sostenibilidad;
  • 7 criterios que hacen que valga la pena aplicar a un premio de turismo sostenible;
  • Consejos para los empresarios de turismo sostenible sobre cómo empezar y mantenerse motivado.

Carole, iniciaste tu trayectoria profesional en educación y ventas – ¿recuerdas qué te interesó para enfocar tu carrera en el turismo y la sostenibilidad? ¿Y tus pensamientos/expectativas o visión en ese entonces?

Lo que desencadenó mi carrera en el turismo fue la ¡desesperación absoluta! Me había mudado al Reino Unido después de vivir 4 años y medio en Lituania y no podía encontrar ningún trabajo relacionado con lo que había hecho en el pasado, aparte de un trabajo de limpieza en un B&B (bed & breakfast). Tuve que hacer una pausa y evaluar qué más podía hacer.

Ya que hablo cuatro idiomas extranjeros con fluidez y había viajado a lugares extraños del antiguo bloque soviético, pensé que podría tener una oportunidad como agente de viajes en una agencia especializada en estudiantes/aventura de Londres. Cansada de llamar y de no conseguir nada, decidí “instalarme” en el sofá de la recepción hasta que finalmente me dieron una cita para una entrevista. Funcionó, y conseguí el trabajo.

Luego pasé a trabajar al Departamento de Productos, pero la paga era terrible. Esto me llevó a solicitar un puesto como profesora de turismo más cerca de casa. Conseguí el trabajo, califiqué como profesora y terminé otro grado, un Bachiller en Gestión Turística. No estaba planeado, sólo fue un sentido de urgencia por encontrar un trabajo que implicara cierto nivel de actividad cerebral, porque no tener un trabajo simplemente me estaba matando. ¡Supongo que sabía inconscientemente que el turismo era mi vocación!

Después de 10 años, y una ruptura de relación, terminé sola en Navidad y Año Nuevo. Decidí que era tiempo de una aventura y elegí viajar a Etiopía por dos razones principales: la primera, sucede que es el destino preferido de Michael Palin y yo lo adoro; y la segunda, a mis 40 años, las imágenes de la hambruna en Etiopía todavía me perseguían y quería ver cómo el país había cambiado, si es que lo había hecho.

Reservé un tour con Tesfa, un gran proyecto de Community Based Tourism – CBT (Turismo Basado en la Comunidad) en las montañas de Lalibela, e inmediatamente decidí que quería usar mis habilidades de enseñanza y experiencia empresarial para desarrollar proyectos similares – podía ver los impactos que el dinero proveniente del turismo estaba teniendo en los pueblos y cómo era manejado eficazmente por las propias comunidades.

Al regresar al Reino Unido, comencé una Maestría de Conflicto y Desarrollo en la Open Univesity, luego fue invitada por el Prof. Xavier Font para inscribirme en el MSc en Gestión del Turismo Responsable en la Universidad de Leeds. Nunca imaginé que podría tener un máster, y mucho menos que el MSc me llevaría a hacer lo que hago hoy.

¿Cómo ha cambiado tu visión sobre el turismo sostenible? ¿Qué cambios has presenciado?

A nivel personal, llegué al MSc con ideas muy dogmáticas sobre el turismo de masas, especialmente sobre el sistema todo incluido y cómo este impacta negativamente en los destinos. Yo era muy recta en querer hacer del mundo un lugar mejor, veía el mundo en dos colores.

Cuando aprendí de que bien gestionado, el sistema todo incluido puede tener más impactos positivos que cualquier otro tipo de alojamiento, me di cuenta de que las cosas eran mucho más complejas de lo que había considerado en un inicio, en cuanto a turismo y sostenibilidad.

El Prof. Harold Goodwin solía decir que “de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno” – lo que resonó inmensamente en mí y fue la base de todo lo que decidí hacer hasta ahora.

En términos generales, no creo haber visto muchos cambios en el mundo de la sostenibilidad. Sigo pensando que es un concepto oscuro que pertenece a los activistas/creyentes (la Tribu), y que hay un completo fracaso en todos los ámbitos al vulgarizarlo y convertirlo en una elección de vida pretenciosa, tanto como lo es un MacBook Air.

La comunicación de la sostenibilidad es increíblemente mal ejecutada por las empresas pues lo hacen de manera incorrecta, sin entender que tienen que aprender las lecciones de empresas exitosas que operan en otros sectores. Y que tienen que escuchar a los gurús del marketing, como [easyazon_link keywords = “Sine Godin” locale = “US” tag = “slpus-20″] Seth Godin [/easyazon_link] o [easyazon_link keywords=”Simon Sinek” locale=”US” tag=”slpus-20″] Simon Simon Sinek [/easyazon_link], que brindan ideas estratégicas sobre el comportamiento de los consumidores y las empresas, que conducen al éxito.

Sé que esto resultará polémico, pero el sector del Turismo Sostenible está sorprendentemente mirando hacia el interior, especialmente cuando se considera que está compuesto por personas que han viajado muchísimo y, en esencia, demuestran ciertamente una gran apertura. Parece que estamos obsesionados con pelear la batalla, enseñando a la gente cómo comportarse mejor, en lugar de entender qué están buscando los turistas y entregárselo de una manera más inteligente.

Sé que a muchas personas no les gustará esto, pero la responsabilidad es en primer lugar y sobre todo con nosotros mismos, no con los turistas. Nuestra responsabilidad es ir por lo que amamos y compartirlo; no dar prédicas.

¿Qué te motivó a crear tu consultora Small Matters con sede en Londres? ¿De qué se trata?

Originalmente creé Small Matters para apoyar a las micro y pequeñas empresas de destinos emergentes o en desarrollo a acceder a los mercados occidentales. Sin embargo, mis diversas intervenciones en países me han demostrado que los destinos de Asia, África y Latinoamérica realmente deberían centrarse en el desarrollo de relaciones dentro de sus propios continentes y entre ellos.

Necesitamos alejarnos de esta persistente visión colonial sobre el desarrollo que sugiere que sólo las economías desarrolladas representan mercados de recursos viables.

Por ejemplo, los Millennials asiáticos están impulsando el crecimiento del turismo, al igual que la clase media negra de Sudáfrica (y Nigeria está a punto de dispararse). Ahora estoy mucho más interesada en mirar más cerca de casa, especialmente cuando el comercio se reduce a la mitad mientras la distancia se duplica. Sin embargo, también estoy repensando mi negocio por completo.

Carole Favre dando seminario en Bali
Carole hablando sobre su visión, el PORQUÉ, QUÉ y CÓMO de las empresas con los miembros de Bookgreener.com en Bali.

Personalmente, ¿cuál de tus recientes proyectos has encontrado más inspirador?

En los últimos 3 años he organizado varios workshops para empresas sobre el acceso al mercado en destinos en desarrollo (por ejemplo, Haití, Brasil, Timor Oriental, Indonesia, Lesoto), pero mi visión está ahora mucho más centrada en las mujeres empresarias que quieren crear un legado vivo; mujeres que tienen aspiraciones por operar un negocio que otorgue beneficios a sus comunidades, pero no saben cómo empezar o están estancadas tomando las decisiones correctas a punto de desplegar sus alas.

Estoy trabajando en el lanzamiento de una plataforma de aprendizaje y entrenamiento online para ellas. En paralelo, estoy desarrollando mi negocio de mentoría personalizado, donde aprovecho la visión de la mujer (a través de la meditación… Sé que suena raro, pero funciona) para ayudarla a crear opciones de vida y negocios alrededor de esa visión y hacer que se vuelva realidad.

Utilizo mi experiencia empresarial, mis habilidades de enseñanza, mis herramientas intuitivas de coaching y procesos no sólo para trabajar en temas de negocios, sino también en el cambio de mentalidad, que en mi experiencia es la mayor barrera para el crecimiento.

Por otro lado, ser capaz de afinar la visión de una empresaria me da suficiente información para escribir contenido para el sitio web y comunicar cómo esa empresaria pone en práctica la sostenibilidad desde el corazón. Esa es la única manera segura de lograr la “autenticidad”. Esto ayuda a la marca y posición de cada empresa a atraer a los clientes y al personal que compartan sus valores. Por lo tanto, y por extraño que pueda parecer, ahora me llamo a mí misma “Encantadora de visiones”.

Varios de nuestros anteriores entrevistados, incluyendo Megan Epler Wood, han identificado el (falta de) acceso al mercado como un problema clave que impide que las comunidades locales participen en la cadena de abastecimiento del turismo. ¿Tienes ideas y ejemplos de cómo superar este desafío?

El trabajo que hice en Lesoto es un claro ejemplo de cómo la capacitación en acceso al mercado, dirigida a un pequeño grupo comprometido de micro proveedores de tours, llevó a establecer vínculos concretos de mercado con operadores de Sudáfrica. El desafío de acceso al mercado puede superarse cuando las autoridades de turismo del país comprenden que debe otorgarse a los expertos en Acceso al Mercado el tiempo, la libertad y el presupuesto para:

  • enseñar a las empresas todo lo que implica el acceso a los mercados (por ejemplo, desde el diseño de la experiencia hasta la fijación de precios, el establecimiento/decorado del alojamiento, la gestión de quejas y el diseño del sitio web),
  • tomar medidas con el personal en capacitación (aprendices) para vincularse con mercados externos, lo que podría incluir presentaciones físicas (por lo tanto, viajes),
  • trabajar en temas relacionados con la autoconfianza, la concientización y la toma de riesgos en entornos cambiantes.

Hace apenas unas semanas, algunos de los aprendices fueron recompensados con un viaje a China por hacer notables progresos desde el workshop; están participando en una feria de turismo para entender mejor este mercado, ya que muchos chinos con base en Sudáfrica están buscando viajar a Lesoto. Ellos están aprendiendo acerca del guiado y la cultura china, y recibo actualizaciones diarias vía WhatsApp de su parte. De esa manera, me aseguro que sepan que me preocupo por ellos y qué tan bien lo están haciendo, y que estoy a su disposición para ayudarlos ante algún inconveniente.

Las autoridades del turismo realmente necesitan entender que la mentoría y el coaching a largo plazo de micro y pequeñas empresas es esencial si quieren que el turismo crezca de la manera correcta: de una forma cohesionada que asegure la creación de un portafolio de productos amplio y sostenible que atienda las necesidades de los visitantes que se desean atraer.

La ONU ha declarado el 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. En tu opinión, ¿cuáles son los principales desafíos a los que se enfrentan los destinos en este momento, en relación a la sostenibilidad de los viajes y el turismo?

Me alegro de que la ONU esté despertando al turismo sostenible, pero honestamente, no veo qué va a cambiar en el hecho de que la población mundial esté viajando cada vez más porque se está volviendo más adinerada, busque recompensarse y tenga curiosidad por explorar oportunidades que les habían sido negadas hasta ahora.

En lo que a mí respecta, debería ser el Año del Turismo Sostenible cada año, ¡y tal enfoque es lo opuesto a lo que  realmente representa la sostenibilidad! Año o no Año, no creo que esto vaya  a revolucionar el pensamiento a nivel de destino.

En relación a los desafíos que enfrentan los destinos, el principal tiene que ver con posicionamiento y marca. La competencia es feroz e incluso economías desarrolladas como Francia o Grecia dependen del turismo.

Esto plantea la pregunta: ¿por qué los turistas deberían venir a mi país/destino? ¿Es porque necesito su dinero sin importar qué, o porque estoy defendiendo una cierta idea del futuro (en línea con una política más amplia como los Acuerdos de París) y quiero ofrecer un tipo de turismo que sea justo para mi gente, su patrimonio, su medio ambiente y así crear una sociedad más justa?

El desafío es que el destino defina su visión para comunicar su valor. El problema es que muchos países están gobernados por políticos que se comprometen con políticas a pequeña escala y ganancias a corto plazo, en lugar de líderes con una visión a futuro que se extienda más allá de su mandato.

Imagina que puedes retroceder en el tiempo y empezar todo de nuevo. Sabiendo lo que sabes ahora sobre la industria turística y la sostenibilidad, ¿qué harías diferente?

Leería mis contratos con más detenimiento para comprender completamente la naturaleza de las políticas que se extienden a mi alrededor cuando se trata del desarrollo del turismo, su financiamiento y lo que significa la sostenibilidad para cada uno de los actores involucrados.

Por desgracia, siempre he tenido muy poco tiempo para jugar juegos diplomáticos y esto me ha llevado a cometer algunos errores que podría haber evitado. Sin embargo, si no hubiera cometido estos errores, no estaría donde estoy ahora.

Me he dado cuenta de que no encajo en muchos de los moldes, así que estoy creando el mío propio y horneando mi propia torta en él, con la esperanza de que a los demás les guste su sabor.

Carole Favre en Haiti
Carole en Haití con los guías locales, aprendiendo cómo bailar para llamar a los dioses para una ceremonia vudú con el fin de desarrollar una nueva excursión en Jacmel, con la OMT.

En el 2013 coordinaste los World Responsible Tourism Awards (Premios Mundiales de Turismo Responsable). Teniendo en cuenta el tiempo y la energía necesarios para preparar las solicitudes, ¿crees que tales reconocimientos son útiles para las pequeñas empresas turísticas? ¿Cuáles son los beneficios?

El único tipo de premios al que considero vale la pena aplicar debería cumplir con los siguientes 7 criterios:

  • el premio es relevante para la visión/estrategia del negocio en relación con los beneficios que se pretenden conseguir;
  • la aplicación es gratuita;
  • incluso las pequeñas empresas pueden ser fácilmente nominadas;
  • las preguntas son difíciles de responder en el sentido de que exigen mostrar evidencias, lo que significa que la empresa está realmente comprometida con la generación de impactos;
  • las reglas son tales que las evidencias no pueden simplemente inventarse la semana anterior a la aplicación;
  • el jurado es irreprochable (integrado por personas que no tienen interés alguno en ninguno de los nominados o declaran públicamente tenerlo) y es equitativamente representativo (por ejemplo, en género y edad);
  • ganar trae beneficios reconocidos de marketing, evidenciados en mayores ventas y cobertura mediática de los exganadores.

Sucede que todavía estoy en contacto con algunas pequeñas empresas y destinos que ganaron premios en el 2013. Ellos han sido testigos de incrementos importantes en sus ventas e interés internacional.

Al final, no creo que ser una pequeña empresa sea un problema. Si los sistemas están en su sitio desde el primer día, entonces se convierten en parte de la forma en que un negocio/destino se desarrolla y reporta a sus clientes para demostrar que asume las responsabilidades de sus actos.

Sin embargo, yo sugeriría seriamente contratar a alguien para ayudar a completar adecuadamente el formulario de aplicación a tiempo; que puede ser un interno o un estudiante que lo haga gratuitamente, o alguien como yo que está más informada pero tiene un precio. Cuando lo he hecho, el proceso de aplicación ha terminado siendo una gran excusa para abordar todas las pequeñas cosas que no estaban funcionando del todo bien y realmente pensar en la visión de una manera más inspiradora.

¿Tus consejos para los empresarios apasionados, deseosos de desarrollar productos y servicios destinados a apoyar a su comunidad a través del turismo?

No juzgues tu idea por lo que es factible hoy: conoce tu visión, ama tu visión y trabaja para que suceda. El único parámetro de éxito es que trabajes para crear lo que amas – y esto significa que nunca debes trabajar para compensar lo que no tienes (por ejemplo, dinero, aceptación de tus pares).

Si respetas tu visión, la gente te respetará y a cambio te ayudará a hacer que se vuelva realidad. Los legados no se construyen en un solo día y requieren una cantidad justa de tropiezos y aprendizaje en el camino.

La alegría de viajar es perderse – lo mismo se aplica a los negocios. Salta a lo desconocido para ver si te lleva a alguna zona secreta o a un callejón sin salida. ¡No lo sabrás si no saltas!

Muchas gracias, Carole.

Conecta con Carole Favre en LinkedIn o visita el sitio web o Facebook de Small Matters.


¿Te gustó nuestra entrevista con Carole Favre sobre consultoría en turismo sostenible, sus conocimientos y lecciones aprendidas? ¡Por favor, compártela!

buy soft Cialis
yourcialisrx.com/black_cialis.html
rxbuywithoutprescriptionrxonline.com/cipro.html

Carole Favre sobre Emprendimiento y Turismo Sostenible
Share: