Entrevista con Gavin Bate

Conocido entre los viajeros de aventura y montañeros, Gavin Bate comparte en esta entrevista su inspiradora historia como un empresario de turismo cuya dedicación con las buenas prácticas había comenzado mucho antes de que el turismo sostenible se hubiese convertido en un  tema principal. Conoce los éxitos de Gavin Bate en  “Adventure Alternative” y la “Moving Mountains Foundation”, sus desafíos y lecciones aprendidas.

Aprende sobre:

  • Qué le fascina a Gavin Bate de las montañas y el turismo de aventura;
  • Cómo su opinión sobre la sostenibilidad en el turismo ha cambiado con los años;
  • Lecciones que ha aprendido desde que fundó “Adventure Alternative” en 1991;
  • Por qué fundó “Moving Mountains Trust”;
  • Los principales retos de sostenibilidad para los destinos de naturaleza;
  • Las tendencias actuales en el turismo de aventura;
  • Consejos para los empresarios de viajes que quieran hacerlo mejor.

Gavin, has cruzado solo el desierto del Sahara y escalado siete de las montañas más altas del mundo, incluyendo seis expediciones al Everest. ¿Qué te atrae de la montaña y qué aventuras buscas en la naturaleza?

Siempre he sentido una sensación de euforia en altas alturas como en ninguna otra parte y, por suerte, parece que me adapto bien a las altas altitudes. Desde muy joven empecé a escalar y después de la universidad viajé durante once años, antes de comenzar con mi compañía de guías. Estaba profundamente influenciado por los escaladores de la década de los 70s, especialmente por los pioneros en gran altitud, británicos y polacos. En muchos sentidos, he seguido su estética al querer escalar el estilo alpino y sin oxígeno artificial.

Me gusta la naturaleza y la sensación de estar cerca de ella, pero hoy en día, después de mi formación y experiencia, me gusta especialmente la sensación de tener las habilidades para vivir en la naturaleza.

Recientemente, he hecho algunos viajes polares largos y tengo una gran satisfacción en tener los medios para sobrevivir y llevarlo a cabo. También me gusta mucho la tarea de guiar a las personas en las montañas y compartir el conocimiento que tengo, además de ayudar a la gente con sus propias aspiraciones.

Cruzar el desierto del Sáhara por mi cuenta en seis meses fue, y sigue siendo, el punto de referencia para todo lo que he hecho desde entonces. Muchos, muchos viajes largos en solitario y muchas montañas escaladas después, todavía rememoro ese primer gran viaje con gran felicidad y satisfacción.

Como líder internacional de la montaña y guía de expedición, ¿qué significa la sostenibilidad en el turismo para ti? ¿Y (cómo) tu punto de vista ha cambiado con los años?

La mayoría de los lugares donde he trabajado como guía son lugares en los que he pasado mucho tiempo durante mis años de viajes, y la razón por la que fundé estas empresas fué para dar trabajo a mis amigos. Quería contratarlos en condiciones justas.

Fundamentalmente, lo que quería hacer frente es a la desigualdad en el empleo en los países en desarrollo. Realmente quería que mis trabajadores ganaran un buen salario y consiguieran una profesión fuera del turismo, ya que todavía pienso que es fundamental para la creación de un destino sostenible.

Ahora enseño sobre turismo sostenible y mi comprensión sobre el tema es mucho mayor. Estoy muy interesado entre la relación de mi compañía, la plantilla en la cadena de suministro y el consumidor y quien tiene la responsabilidad de cambiar las mentalidades y comportamientos sobre el impacto del turismo.

Creo firmemente que depende de mí educar a mis turistas y formar a mi personal y de sacar provecho para lograr  experiencias más conocedoras para todos. También creo que es importante justificar mis intenciones al llevar a los turistas a un destino concreto y considerar las implicaciones que supone, en la medida de limitar el número de turistas o solamente no ir. Estas decisiones no son por dinero o por negocio, son sobre personas y lugares y el futuro de nuestro mundo.

¿Por qué fundaste la ONG de desarrollo internacional “Moving Mountains Trust”? ¿De qué se trata?

En el tiempo en el que yo viajaba, trabajé en varias agencias de cooperación como conductor o  maestro en los suburbios de Nairobi, y también trabajé para reformar a niños de la calle. Noté en aquellos días que el desarrollo parecía ser muy breve.

Muchos de los niños de la calle con los que yo me encontré alguna vez fueron beneficiarios de organizaciones benéficas occidentales pero su apoyo había finalizado, habían regresado a su comunidad y se encontraban aislados. Yo quería que Moving Mountains se ocupara del desarrollo a largo plazo, desde la infancia hasta la edad adulta y hasta el punto en el que esas personas se convierten en padres. Yo quería que ellos lograran la movilidad social para sus propios hijos, así que invertí en capital social durante muchas décadas.

Siempre supe que el coste y el compromiso de hacer esto, y la dificultad que un niño de la calle superase las grandes barreras de la pobreza y llegase a estar por encima de ella, necesitaría una vida entera para tener éxito y sería tan duro como mover una montaña, un pequeño logro a cada paso. Del mismo modo cambiando comunidades enteras en Nepal llegaron a prosperar y a desarrollarse.

Afortunadamente la frase “montañas en movimiento” tiene una correlación con mis propias expediciones de escalada que durante muchos años financiaron todos los proyectos y programas. Sentí que mis propias hazañas de escalada significaban mucho más por la motivación de recaudar fondos para ayudar a los niños de la calle y los pueblos de montaña.

Hoy en día nuestras palabras claves en “Moving Mountains” son el fortalecimiento y la igualdad, y muchas de las personas que contratamos fueron una vez los niños que enseñé en las escuelas de los barrios marginales y ayudé a reformar con sus familias. Estamos en la segunda generación de la familia MM y ha sido un gran éxito

Tu especialidad son las expediciones de alta montaña y el turismo responsable. Teniendo en cuenta el creciente número de visitantes al Everest y a otros picos, ¿en qué medida es el turismo sostenible en las montañas? ¿Cuáles son los retos?

El crecimiento del número de personas que escalan el Monte Everest es realmente irrelevante, asciende sólo a 500 personas al año que son en su mayoría muy conscientes de los riesgos ambientales causados por la basura y demás. Compara esto con más de las 20.000 personas al año que suben al Kilimanjaro o incluso los miles de trekking en Nepal.

El turismo de montaña es totalmente sostenible si se hace un esfuerzo para educar al turista y formar a los empleados. Además los gobiernos y parques necesitan legislar y adoptar estrictas reglas y códigos de conducta. Los parques nacionales de Estados Unidos lo hacen muy bien y la gente es generalmente muy respetuosa con el medio ambiente.

Pero todavía la gente usa botellas desechables de agua de plástico en los caminos en Nepal, cuando hervir agua y coger una botella sería suficiente. La gente tiene miedo de la agua sucia y de coger una infección, por ello se necesita un programa de educación y algo de formación a guías locales y encargados de alojamiento sobre cómo proporcionar agua limpia.

La deforestación es un gran problema, pero puede ser fácilmente gestionable con inversión de fondos para ayudar a proporcionar fuentes alternativas de energía y calor.

Los retos son siempre relacionados con la falta de educación y la falta de inversión. Si los afrontamos, el siguiente nivel de desafíos puede ser resuelto. Personas educadas e informadas con un poco de elección que viene de tener dinero casi seguro que optarían por una mejor solución sostenible a un problema porque entienden el valor del medio ambiente y la importancia del turismo que los sustenta en el futuro.

Como propietario de una empresa de viajes de aventura y empresario social, ¿cuáles son las tendencias que observas que podrían beneficiar o dificultar un turismo más responsable o sostenible?

Hay una actitud generacional que es un obstáculo. Me encuentro con personas mayores, que son propietarias de empresas, y que no están interesadas en cambiar su modelo de negocio para adoptar nuevas ideas. Esto no es nada nuevo, a las personas no les gustan los cambios.

Las nuevas generaciones exigen un enfoque mucho más colaborativo y desconstruido del consumismo y, por supuesto, del turismo, mientras que la vieja guardia todavía se aferra a las viejas formas tradicionales de hacer negocios.

Con la supervivencia económica en juego, las personas están menos interesadas en hacer cambios radicales en su compañía y mirar  hacia nuevos conceptos, como las actitudes sostenibles. Están demasiado ocupados en mantener el barco a flote. Mientras a su alrededor el mundo está cambiando, y las próximas generaciones ya están recreando la forma de vivir, existir, comprar, consumir y viajar.

El turismo responsable o sostenible ha sido víctima de un escape mental colectivo, en parte porque ha habido muchas investigaciones en los últimos treinta años y un montón de palabras y frases para describir este nuevo concepto. La gente se volvió aburrida, complaciente, argumentativa y despectiva. Al igual que el cambio climático.

Esa tendencia está cambiando ahora porque el punto de inflexión se ha alcanzado y superado, ahora hay una comprensión alta al cambio de comportamiento en una escala global, porque es lo necesario y es lo que realmente está sucediendo.

Como siempre, la industria es lenta, pero una vez que el consumidor comienza a exigir un turismo responsable y ético, entonces es cuando verás que los propietarios de las empresas cambian.

Por lo tanto se trata de volver a educar a la gente a tomar decisiones informadas acerca del turismo, y veo una tendencia actual hacia ese tipo de estilo de vida, que nos esforcemos para hacer las cosas bien y no lastimar a otros o al planeta. Las charlas de TED y otros muchos han utilizado Internet para difundir al mundo ideas promoviendo un cambio de actitud rápido. Es algo bueno.

Gavin Bate de Adventure AlternativeTambién eres un orador motivacional y profesor universitario. En tu opinión, ¿qué es lo que caracteriza a un líder de la sostenibilidad? ¿Y cómo convertirse en uno?

He visto una gran diferencia entre las personas que dan una conferencia sobre la sostenibilidad en el mundo académico y los que hablan de la sostenibilidad en el sector privado. Todavía hay una brecha entre ambos, y por lo tanto sugeriría que lo que caracteriza a un buen líder de sostenibilidad es alguien que realmente lo hace de verdad y ha tenido que llevar a cabo sacrificios económicos y tomar decisiones para que esto suceda.

A los profesores universitarios les gusta teorizar sobre el turismo sostenible y coger a parte todos los conceptos y construir estos alrededor de aspectos esotéricos de la materia. En realidad todos los empresarios sociales buscan una solución práctica a algo que todavía les permitirá ejecutar un negocio viable pero de una manera responsable, de una manera que realmente piensa en el futuro de nuestro mundo.

Esta es la razón por la que Elon Musk es tan interesante. Él está abriendo el camino y da a las personas visionarias ideas sobre el futuro. Él no tiene las garantías para sus empresas, pero tiene el desparpajo de salir y tratar de hacer que suceda. Creo que es motivador por su propia naturaleza pasar de la pasión a la acción.

Los líderes de la sostenibilidad se definen fundamentalmente  por su capacidad de ver más allá de la parte comercial y de tomar decisiones que han definido los futuros impactos positivos. Podríamos llamarlo visionario ahora, pero en el futuro creo que la gente va a tratarlas como de lo más normal.

También creo que la modestia conlleva un largo camino, no hay nada peor que el ego en una montaña o en una empresa.

La ONU ha declarado 2017 Año Internacional de Turismo Sostenible para el Desarrollo. En tu opinión, ¿cuáles son los principales retos ahora mismo con respecto a la sostenibilidad en los viajes y el turismo?

Es innegable los avances de la tecnología en el transporte y en las emisiones asociadas a ello. Hemos avanzado con las energías renovables y la eficiencia energética en los viajes, pero creo que todavía estamos en el umbral de ese viaje.

Con el incremento de la libertad de viajar viene el problema de aumentar la accesibilidad a los lugares que aún no están listos para ese número de visitantes.

Hay códigos de conducta y están los objetivos de desarrollo sostenible que incluyen los derechos humanos y el turismo también sostenible, pero el problema es que no han sido aceptados o dados a conocer por completo.

Mi sensación es que la interconexión online del mundo superará todos los buenos esfuerzos de las organizaciones internacionales y los gobiernos. He comprobado que la información sobre – por ejemplo – el medio ambiente y el cambio climático es más potente a través de la información compartida online que a través  de la legislación nacional o internacional.

El reto principal de los viajes en el futuro creo que será la decisión de gestionar y limitar el número de visitantes.

Por ejemplo, ¿podríamos alguna vez tener una situación en la que hay un número máximo de personas que visitan Venecia en un día cualquiera? Después de todo, el Rancho Fantasma en el Gran Cañón tiene un número estricto basado en limitaciones ambientales.

Tu empresa de guías “Adventure Alternative” ha estado funcionando desde 1991. ¿Cuáles son los principales conocimientos que has adquirido durante los últimos 26 años?

Uno es tan bueno como su último error. Toda una vida de buena reputación puede deshacerse en un momento. Es vital mantener un alto nivel y estándar, y nunca estar satisfecho con uno mismo.

Soy muy cínico ahora, lo cual es triste porque nunca lo había sido en mi juventud. Mucha gente me ha defraudado, pero siempre he mantenido la importancia de mi integridad y los principios con los que empecé mi empresa.

Básicamente, la empresa es un reflejo de mi propio carácter y, obviamente, mis propias pasiones por la escalada, el viajar y ser responsable con el mundo en que vivimos. Trato de mantener la ética en todo lo que hago, pero algunas personas, inevitablemente, simplemente te decepcionan.

Aprendí hace mucho tiempo que lo importante es que nunca deje de lado mis principios y valores.

Imagínate que podrías volver atrás en el tiempo y pudieras empezar de nuevo. Sabiendo lo que sabes ahora sobre los viajes y la sostenibilidad, ¿lo harías de manera diferente?

Puedo pensar en las decisiones comerciales que hice que me costaron dinero y que ahora me arrepiento y al reevaluar hubiese dado mi dinero a algo más significativo. Definitivamente me hubiese gustado haber aumentado mi rango de destinos en la etapa anterior a la que monté la empresa, y hay ciertas personas que nunca hubiese contratado!

Aunque, en general, estoy feliz de que siempre mantuve mi mente abierta a nuevos conceptos e ideas y realmente me gusta aprender sobre el turismo y el mundo, y seguir con una empresa que sea suficientemente flexible para dar cabida a nuevas áreas de pensamiento y oportunidades.

Creo que los viajes y la sostenibilidad pueden ser conceptos muy importantes, pero me gustaría pensar que he mantenido mi disfrute de los viajes a lo largo del camino. Tienes que hacer algo que disfrutes y que sea divertido y estimulante.

Con lo que sé ahora creo que habría contratado a personas con una mejor comprensión del turismo sostenible. Me ha llevado un tiempo  hacer las cosas bien. Podría haber conseguido a gente adecuada mucho antes.

La sostenibilidad y los comerciales de turismo a menudo no hablan el mismo idioma. ¿Tú (o AA) buscáis la colaboración activa con los destinos y las DMOs? ¿Cómo te aseguras de que tanto tus clientes (los viajeros) y las comunidades locales obtienen el máximo provecho de tus actividades?

He sido muy consciente de esta dicotomía y fué una de las razones por las que he invertido en empezar desde el principio todas mis DMO con el nombre “Aventure Alternative”. Realmente, el modelo de negocio es compartir mis beneficios para consolidar estas empresas y asegurar que todos tenían formación, sueldo (en lugar de una tarifa diaria), equipos y ayuda en cuestiones como la sostenibilidad. Me costó en el corto plazo, pero el valor y el retorno a largo plazo ha sido alto en las empresas, buenas opiniones gracias al boca a boca y una alta fidelidad del personal.

Uso mis vacaciones para tratar de formar a la gente si quieren, creo que hay personas que no sólo quieren tener una experiencia ‘auténtica’, sino que quieren una transformación en el sentido de que cuando regresan de un lugar sabiendo cosas que ellos antes no sabían, en cierto sentido, afecta en su forma de pensar de cara al futuro.

También integro a las comunidades locales en mis viajes. Es una acción sensata para llevar a cabo y básicamente mucho más divertida. Los seres humanos somos criaturas sociales. Poner a clientes de un país en un pueblo con gente de otra cultura y origen, y establecer una relación igualitaria entre ambos, no requiere mucho tiempo, y aprendemos los unos de los otros y salimos de la experiencia siendo mejores las personas.

¿Tus pequeños consejos a los muchos empresarios apasionados de por ahí, deseosos de desarrollar productos y servicios destinados a apoyar la sostenibilidad en el turismo?

  1. Define tus valores y la ética por escrito, cómo te imaginas que tu empresa sea y se sienta, lo que pretendes hacer.
  2. Convierte estos valores en puntos de negocio que formen tu modelo empresarial. Tienen que ser acciones específicas que definan dónde invertir y cómo gestionar tu cadena de suministro.
  3. Asegúrate que las cifras cuadran con tus ambiciones, ya que tiene que ser un negocio viable que tiene que funcionar. Tienes que combinar tus ambiciones con la realidad económica.

Gracias, Gavin.

Conecta con Gavin Bate en LinkedIn o aprende más acerca de Aventura Alternativa y Moving Mountains.


¿Te gustó nuestra entrevista con Gavin Bate sobre turismo de montaña, turismo de aventura y la sostenibilidad? ¡Por favor, compártela!

Entrevista con Gavin Bate sobre Turismo de Montaña y Viajes de Aventura Responsables
Share:
Tagged on: