Karma Tshering entrevista

Esta entrevista con Karma Tshering de Bután es parte de una serie especial que presenta a los miembros de la Junta Directiva de la recién fundada Asian Ecotourism Network – AEN (Red Asiática de Ecoturismo). Un experto en sostenibilidad y gestión de recursos, Karma nos comparte sus proyectos e investigación en turismo sostenible en Bután, cómo el turismo afecta la Felicidad Nacional Bruta del país, y cómo la práctica del “high value, low volumen” (alto valor, bajo volumen) ha configurado la política turística de Bután.

Aprende sobre:

  • Los conocimientos más importantes del trabajo de Karma sobre conservación en Bután;
  • Qué necesita el turismo responsable para tener éxito;
  • Cómo el Tiger Conservation Project (Proyecto de Conservación del Tigre) llevó al gobierno de Bután a adoptar un enfoque paisajístico para la conservación;
  • Lo que el mundo puede aprender del enfoque de Bután para la gestión de destinos;
  • Cómo funciona la conservación basada en incentivos.

Karma, iniciaste tu carrera en turismo sostenible como Coordinador Nacional del Tiger Conservation Project – ¿puedes describir este proyecto y lo que aprendiste de este rol?

Bután, aunque es un país en vías de desarrollo, ha dado la máxima prioridad a la conservación del medio ambiente. El Tiger Conservation Project se inció en 1995 con el apoyo de la WWF (Organización Mundial de Conservación de la Naturaleza) como el primer proyecto específico de especies en el país. Como joven conservacionista, me sentí privilegiado de que se me otorgara la oportunidad de ser el Coordinador Nacional del proyecto. Al ser apasionado y curioso por aprender, este papel me proporcionó la plataforma perfecta para salir al campo y ganar experiencia y conocimientos en conservación.

Proteger al tigre significaba que primero necesitábamos saber dónde exactamente había tigres en nuestro país, ya que nunca se había realizado un censo científico. Debido al terreno accidentado del país, muchas de las técnicas de investigación utilizadas en las estribaciones y praderas de la India y Nepal no parecían fácilmente aplicables en nuestro país.

Tuvimos que confiar en entrevistar a las comunidades locales como nuestra principal fuente de recolección de datos. Junto con la asistencia técnica de un reconocido experto en tigres, en dos años, el proyecto tuvo progresos encomiables. Se realizó por primera vez un mapeo SIG (Sistema de Información Georreferenciado) que mostraba la presencia y ausencia de tigres en el país. Se establecieron estudios de línea base y se desarrolló una estrategia de conservación del tigre para Bután.

Las principales hallazgos de las encuestas mostraron que los tigres ocupaban hábitats más allá de las áreas protegidas. Esto llevó al gobierno a adoptar un enfoque paisajístico para la conservación a través de la declaración de varios corredores biológicos que conectaban las áreas protegidas de Bután. Si bien los logros fueron significativos para la conservación en Bután, me di cuenta a través de la interacción con las comunidades locales que salvar al tigre requería un mayor enfoque en las personas.

El Tiger Project afirmó mi creencia de que las personas están en el centro de la conservación, y por lo tanto su apoyo y cooperación es fundamental para el desarrollo. Desde entonces he sido un firme defensor de un enfoque centrado en las personas para la conservación.


Bután destino ecoturismo

Completaste tu Maestría en Gestión de Recursos y obtuviste tu Doctorado considerando el turismo basado en la comunidad como una fuerza positiva para las áreas protegidas de Bután. ¿Cuáles fueron los principales conocimientos para ti a nivel personal?

Bután ha declarado una extensa red de áreas protegidas, que cubre casi la mitad del tamaño del territorio del país (entre las proporciones más altas de cualquier país). La responsabilidad de su gestión dentro del gobierno fue confiada a la División de Conservación de la Naturaleza, la oficina para la que trabajaba.

En ese momento, la gestión de áreas protegidas era relativamente nueva en mi país. Me considero afortunado de haber tenido la oportunidad de convertirme, casi desde sus inicios, en miembro de un grupo de profesionales de áreas protegidas que creció con esa visión.

A diferencia de muchos otros países, la política de conservación de Bután permite a las personas residir dentro de las áreas protegidas. Esta circunstancia exigía un enfoque integrado de conservación y desarrollo.

Dado que la mayoría de los programas de conservación estaban financiados por donantes, estos carecían de sostenibilidad. El interés de las personas por las actividades de conservación era a corto plazo. Por lo tanto, era esencial identificar proyectos que asegurasen un compromiso y beneficios a largo plazo tanto para las personas como para la conservación. Fue entonces cuando mi atención se centró en el turismo.

A través de mi investigación pude demostrar que el desarrollo sostenible del turismo es una opción viable para estimular el apoyo del público hacia la conservación de la biodiversidad y la preservación cultural, y que tal desarrollo es necesario para la sostenibilidad de las áreas protegidas en Bután.

Era evidente que si es planificado y realizado en consulta con la población local y otros actores importantes, el turismo tiene el potencial de ofrecer una relación simbiótica en la promoción del desarrollo socioeconómico, la preservación cultural y la conservación de la biodiversidad.

El turismo no es una responsabilidad sectorial única – como solía ser percibida por la gente de mi país – sino un concepto multidimensional que requiere comunicaciones constantes, colaboración y alianzas.

Destino Bután turismo sostenible

La conservación del medio ambiente es uno de los cuatro pilares de la filosofía de la Felicidad Nacional Bruta de Bután. ¿Hasta qué punto el turismo en el país actúa hoy  en día como una fuerza positiva para la conservación y la felicidad?

Los cuatro pilares de la visión de la felicidad, además de la conservación del medio ambiente, son: la preservación del patrimonio cultural, el desarrollo socioeconómico equitativo y el buen gobierno. Mientras que el país busca enfocar el desarrollo basado en cada uno de los pilares de la felicidad, en mi opinión no podemos centrarnos en cada pilar aisladamente, sino que necesitaremos un enfoque integrado que combine los cuatro pilares.

Es importante identificar los programas que pueden combinar exitosamente todos los pilares, resultando en un impacto global positivo. El turismo tiene la perspectiva de proporcionar este vínculo crucial.

Especialmente para mi país con un limitado potencial para la industrialización, pero con una cultura única y un entorno natural intacto, la capacidad del turismo como una fuerza importante para su desarrollo es evidente. Hay varios ejemplos en todo el mundo donde el turismo se está convirtiendo en el motor de la conservación. Del mismo modo, aquí en Bután, el turismo ha hecho una contribución sustancial a la conservación y la felicidad.

Las estrictas políticas de conservación pesan en gran medida sobre la población local que vive en y alrededor de los bosques y parques con mayor depredación de la vida silvestre que afecta su subsistencia. Este problema ha sido aliviado a través de fondos semilla para compensación de la ganadería establecida a través del turismo, otras intervenciones y promoción del turismo basado en la comunidad para proporcionar ingresos suplementarios.

El desarrollo del turismo sostenible en Bután puede generar beneficios positivos para la conservación del patrimonio cultural y natural, a la vez que ofrece beneficios socioeconómicos a la población local. Esta simbiosis contribuye a la felicidad.

Protegiendo el destino Bután

¿Puede explicar la idea detrás de la “conservación basada en incentivos” como un enfoque práctico para proteger la naturaleza?

Estoy seguro de que muchos de nosotros estaríamos de acuerdo en que la motivación humana, en gran medida, está impulsada por incentivos. Los incentivos pueden venir en dos formas: directa o indirecta. Del mismo modo, un enfoque de conservación basado en incentivos para mí es lo más lógico y práctico para satisfacer las necesidades de conservación.

Es natural que las personas se sientan más animadas a participar en la conservación si ven algunos beneficios para sí mismos. Los beneficios económicos son sin duda atractivos, pero también hay beneficios de gran alcance para la valoración de las personas hacia la conservación a través de actividades recreativas de naturaleza.

Tuve la oportunidad de demostrar esto en Bután iniciando programas recreativos de naturaleza. Me di cuenta de que aunque teníamos una amplia red de parques y áreas protegidas en Bután, carecía de interés público en su valoración y, en consecuencia, su apoyo.

Incentivar a través del disfrute responsable para mí es un enfoque sostenible. Desempeñé un papel clave en la promoción de la creación de una División dentro del Departamento de Bosques y Parques que estaba específicamente encargado de promover la recreación de naturaleza y los programas de ecotourismo en los bosques y parques de Bután.

La División, desde su creación en 2011, ha creado varias áreas recreativas de naturaleza y programas para el público. Esto ha llevado a una mayor comprensión y valoración de las áreas naturales, resultando en un mayor respaldo público para la conservación.

Las personas son un vínculo vital para la conservación de la naturaleza y el fortalecimiento de este vínculo es fundamental para lograr los objetivos de conservación. Una política de conservación que involucre la participación de la gente a través de un enfoque de incentivos tiene las perspectivas de ofrecer beneficios positivos para las personas y la naturaleza.

En un mundo que está amenazado por el cambio climático, Bután es uno de los pocos países que ha logrado la neutralidad del carbono. ¿Qué lecciones de Bután podrían servir a otros destinos turísticos alrededor del mundo?

El estado del medio ambiente es uno de los atributos más importantes para el desarrollo del turismo sostenible en Bután. Nuestro país tiene la suerte de que las estrictas políticas de conservación, dentro de una comunidad agrícola en gran medida de subsistencia, han conducido a un entorno natural intacto consistente en más del 72% del país bajo cubierta forestal.

Mientras que los beneficios monetarios inmediatos de los bosques han atraído a muchos países a talar de forma indiscriminada grandes áreas; Bután, por el contrario, bajo el liderazgo visionario del Rey 4to no fue tentado hacia estas ganancias corto plazistas. En cambio, los bosques fueron conservados y alimentados como la gallina de los huevos de oro para la economía futura de Bután. El pueblo de Bután disfruta ahora de ese futuro. El estado pristíno del medio ambiente ha generado ingresos sustanciales provenientes de la producción de energía limpia a través de la energía hidroeléctrica, y mejora de oportunidades para el turismo.

Bután ha demostrado al mundo que apoyar la conservación no solo se trata del cumplimiento de la necesidad ecológica, sino de una inversión económica dotada de beneficios a largo plazo. Con suerte, muchos países se animen y aprendan de Bután, y se comprometan para seguir este camino.

Cada vez más, los viajeros están buscando destinos que sean más naturales. Su auténtico paisaje natural y cultural ha calificado a Bután como uno de los principales destinos turísticos.

¿Algo más que quisieras mencionar?

Con la oportunidad única de ser uno de los pioneros del desarrollo del ecoturismo en Bután, estoy sentando actualmente las bases para establecer una sociedad ecoturística en mi país. Agradezco cualquier idea y sugerencia. Me complace hacer cualquier contribución para la promoción del desarrollo del turismo sostenible en Bután.

Gracias, Karma.

Conecta con Karma Tshering en LinkedIn.

Traducido por nuestra colaboradora Andrea Dávila Salcedo


¿Te gustó nuestra entrevista con Karma Tshering sobre la conservación, el ecoturismo y el desarrollo del turismo sostenible en Bután? ¡Por favor, compártela!

Entrevista con Karma Tshering sobre Turismo Sostenible en Bután
Share: