Entrevista con Estrela Matilde

La visita a un destino y la exploración de nuevos lugares es pura diversión. Lo que realmente nos intriga a nosotros son las historias de los residentes, los emprendedores del lugar y, ya que cubrimos el liderazgo en turismo sostenible, las historias sobre las personas inquietas y ejecutoras de ideas, que consiguen que las cosas sucedan: los que llevan la política y las palabras a la práctica.

En la Isla Príncipe, Reserva de la Biosfera de la UNESCO, en Africa Occidental, Estrela Matilde es una de esas personas. Se puede saber más acerca de su vida en Príncipe y sus experiencias profesionales en esta entrevista.

Estrela, ¿algunas palabras acerca de tu formación profesional?

Soy bióloga, con un Máster en Biología de la Conservación y 10 años de experiencia en proyectos de conservación en Portugal, incluyendo un montón de actividades y acciones en el ámbito de la educación y la concienciación medioambiental.

¿Por qué decidiste trabajar para Príncipe?

Un ex profesor mío compartió la oferta de empleo para la Isla Príncipe, porque pensó que podría estar interesada, pues estaba buscando trabajo en aquel momento. A pesar de que tenía otra oferta laboral – y que la certificación ambiental no era una área con la que estaba familiarizada ni me sentía especialmente cómoda, pensé que la experiencia de trabajar en África sería de gran valor, por lo que decidí ir a por ello. Aunque se suponía que eran tan sólo seis meses, pensé que debía correr el riesgo. Todavía estoy aquí después de tres años…

Estrela Matilde entrevista de television Isla Principe
Estrela Matilde mostrando los proyectos de desarrollo sostenible al equipo de la televisión nacional.

Como Gerente del Patronato de Príncipe, ¿cuáles han sido los principales aprendizajes y reflexiones a nivel personal y profesional?

En mis casi tres años en la Isla Príncipe he tenido la oportunidad de trabajar en varios proyectos, no sólo de carácter ambiental, sino también en proyectos sociales e incluso agrónomos. Sin embargo, el trabajo en la Reserva de la Biosfera ha sido siempre con el que me he sentido más a gusto y donde he sentido que podía contribuir más. El hecho de no estar físicamente allí el 100% del tiempo (pues estuve en la Isla Bom Bom durante el proceso de certificación del complejo) no me permitió dar tanto a la comunidad en general como me hubiera gustado.

Ahora, como Gerente del proyecto, puedo hacer realidad este deseo de trabajar con y para la gente de Isla Príncipe en su conjunto, en su calidad de Reserva de la Biosfera. Gracias a mis tres años de experiencia de campo en las diferentes áreas y con diferentes comunidades, pude ayudar a implementar los estándares del Hombre y la Biosfera de la UNESCO.

El hecho de haber sido capaz de contribuir a que la pequeña Isla Príncipe sea un ejemplo internacional de desarrollo de turismo sostenible y responsable, sentirme parte de estas comunidades y ver cómo ellas ponen toda su dedicación y formalidad para estar al nivel de las exigencias de la Reserva de la Biosfera me hace sentir muy orgullosa y feliz.

Todas mis experiencias, incluso fuera de mi área de trabajo, me han permitido apreciar más la isla y sus comunidades, e integrarme para ser parte de todo esto, dando lo mejor de mí.

Estás desarrollando un programa de certificación de producto para Príncipe -¿Cómo funciona?

El Sistema de Certificación Responsable Príncipe tiene como objetivo promover los productos y productores que cumplan con los principios de responsabilidad y sostenibilidad. De esta manera, se promueve el trabajo continuo hacia la sostenibilidad y se incentiva el comportamiento más responsable y el apoyo social a las comunidades.

También se pretenden promover los productos locales y animar a los clientes y turistas a adquirir servicios y productos con esta certificación, para verificar que las cifras de ventas confirman que el esfuerzo vale la pena, desde una perspectiva puramente empresarial. Ya tenemos 83 productos y productores registrados.

La señora María Nunes fue la primera en registrarse en el programa y también la primera en obtener la certificación. María produce un producto típico de la isla de Príncipe – Bobo Fito, por la que sólo se utiliza el aceite de coco puro y el mejor plátano de plata disponible.

Su negocio unipersonal puede parecer pequeño, pero ya ha contribuido a la creación de varios puestos de trabajo, si incluimos los productos que compra en los campos, los transportistas que cortan y transportan la leña, etc. A la vez que necesita el mínimo de embalaje, María también recicla los residuos que produce, tales como el aceite y la piel de plátano, que ella utiliza para fumar pescado o como abono. El producto de María también se exporta actualmente a Santo Tomé, un gran logro.

Preparando Bobo Fito platano frito en aceite de coco Isla Principe
Bobo Fito – Plátano frito en aceite de coco.

Mirando hacia atrás, ¿qué aspectos consideras más desafiantes en la gestión del desarrollo sostenible de una remota isla como Príncipe?

Desde un punto de vista personal, el principal desafío ha sido encontrar el equilibrio adecuado entre servicio sostenible, autóctono y tradicional, con calidad de producto excelente y garantía de seguridad.

En un destino remoto, es vital aprender a pensar diferente, con una perspectiva mucho más simple de lo que nosotros, los europeos, estamos acostumbrados, de lo contrario se hace muy complicado. En Europa, ya no sabemos pensar simple.

La escasez de productos disponibles en la isla es también un reto que tenemos que gestionar – encontrar el equilibrio entre las experiencias locales y sostenibles y la garantía de calidad para nuestros huéspedes y clientes más exigentes. No podemos ser radicales y sólo utilizar lo propio de la isla, debido a que la producción actual no es suficiente. Tampoco queremos poner la autenticidad del destino en riesgo mediante la importación de todos los productos. Tiene que haber un equilibrio.

También es esencial ser capaz de cambiar la perspectiva del turismo; para enseñar a nuestros visitantes que el turismo sostenible significa experimentar y hacer frente a las realidades locales y que las perspectivas mundiales occidentales no necesariamente se aplican aquí.

Todavía hay muchos clientes que quieren una experiencia única y paradisíaca, con el lujo occidental en mente, nada dispuestos a experimentar los sitios locales. Queremos cambiar a estos turistas y enseñarles que la única experiencia “real” es conocer a las comunidades, probar platos locales, comer pescado recién capturado en la playa y frito en los domicilios de los pescadores…

Y luego está el tipo de turista que viene a África con la mentalidad de visitar la “pobreza”, que piensa que va a marcar una diferencia repartiendo caramelos a los niños en la calle, porque los hace felices.

Para nosotros es fundamental enseñarles que este comportamiento no beneficia y que puede tener muy graves consecuencias sociales: de hecho, con esta visión se estimula la mendicidad y un comportamiento concreto entre niños fomentando peleas y problemas de salud. Y hay que añadir que los que se encuentran en la calle no son necesariamente los más necesitados.

Animamos a que los turistas traigan donaciones, pero que sean responsables, es decir, piensen en lo esencial (no caramelos…), y se aseguren que los regalos son gestionados por alguien que asegura su distribución justa.

Estrela Matilde con ninos en Isla Principe

¿Cómo medís el éxito o el retorno de la inversión de la participación de HBD Príncipe en el desarrollo turístico de la islas, desde la perspectiva de la comunidad local?

En Príncipe, el rendimiento financiero de la inversión no es una realidad a corto plazo, es más un objetivo a largo plazo. Nuestros objetivos de trabajo no se centran en los beneficios financieros, son mucho más grandes que eso: mostrar al mundo que se puede desarrollar una región, una isla, de manera sostenible y responsable.

Esperamos servir de ejemplo al mundo y crear un destino que no sólo es uno de los lugares más hermosos que se puedan visitar, sino que ha utilizado con éxito el turismo como una herramienta para el desarrollo responsable y sostenible de una isla y de una nación. Se puede demostrar al mundo que la utopía es posible y estamos trabajando en hacer este sueño realidad.

El proyecto Príncipe ya emplea a más de 500 personas, en una comunidad de 7000. Es el segundo empleador más grande del país y el más grande en la Isla Príncipe.

Cuando vemos crecer el poder adquisitivo de la gente local, y mejorar sus condiciones de trabajo –consiguen licencia por enfermedad, vacaciones pagadas, pintan sus casas, compran bicicletas para sus hijos e incluso viajan a Santo Tomé donde nunca estuvieron antes-, entonces nos damos cuenta de la contribución de este proyecto al desarrollo local de la isla y a la calidad de vida de las comunidades locales. Y podemos ver esas mejoras a diario.

Cada día son más los productos que no existían en la isla antes. Cada día vemos abrir nuevas tiendas. Ahora incluso encontramos comida para perros y la gente es consciente de su salud. Todos son signos de avance hacia una isla desarrollada.

Muchas gracias, Estrela.

Conecta con Estela Matilde a través de Twitter, Facebook, o LinkedIn.


Esponsor Grand Tour Turismo Sostenible Ya TAP PortugalMuchas gracias a TAP Portugal por apoyar nuestra visita a la Isla Príncipe como patrocinador del viaje. TAP vuela de Lisboa a Santo Tomé tres veces a la semana.


¿Disfrutaste de nuestra entrevista con Estrela Matilde, Gerente Biosfera Isla Príncipe, África? Por favor, ¡comparta y difunda!

Estrela Matilde sobre la Reserva de la Biosfera en Isla Príncipe, África
Share: