Profesor Geoffrey Lipman sobre crecimiento verde y TravelismEl Profesor Geoffrey Lipman es una de esas personas cuya experiencia profesional y biografía se ajusta más para escribir un libro que para una simple entrevista.

Como “Arquitecto Creativo de la Disrupción”, Geoffrey ha ocupado muchos cargos, ha estado al frente de algunas de las organizaciones más grandes y prestigiosos de turismo – y, a juzgar por su entusiasmo por el crecimiento verde y el proyecto SUN, no hay final a la vista por su trayectoria como facilitador y emprendedor.

Aprende sobre:

  • Cómo ha cambiado su visión del turismo sostenible durante su carrera profesional;
  • Sus pensamientos sobre el Cambio Climático;
  • Sus principales ideas como líder en el campo del turismo;
  • En qué proyectos se encuentra actualmente involucrado.

Geoffrey, ¿cuándo y dónde comenzó su viaje al turismo sostenible – cuándo descubrió su pasión por la sostenibilidad?

En Ginebra en 1991 – antes de la Cumbre de la Tierra del año siguiente – tuve una serie de reuniones con el después fallecido Maurice Strong, Secretario General de la Cumbre, para discutir el lugar que tendrían los viajes y el turismo en dicha reunión. Allí comenzó una amistad y de mi parte, la experiencia del aprendizaje en la materia. No es sólo lo que me enseñó Maurice – cosas obvias, simples – sino su creencia firme en los principios de la coexistencia planetaria, derechos y deberes, así como el papel que debía tener Travelism (unión de las palabras Travel & Tourism, Viajes y Turismo).

Como Presidente (y su único empleado) de la entonces recién creada World Travel & Tourism Council (WTTC), ya rondaba en mi cabeza conceptos sobre la sostenibilidad. En aquel entonces estábamos predicando la importancia de los viajes y el turismo como agente socioeconómico, por lo que la sostenibilidad era un aspecto crucial.

Después en la Conferencia de Río [Earth Summit], me encontré entre un grupo de turistas pensando acerca de la sostenibilidad. Fue el momento en el que algunas de las personas más reflexivas y comprometidas en el mundo se unieron para hacer nuestro futuro sostenible. En ese momento quería ser parte de ese movimiento y creía que WTTC tenía la posibilidad y la obligación de cumplir un papel de liderazgo.

Durante el encuentro conocí a muchos pensadores y líderes – el más destacable sería Jonathon Porritt (Fundador del Foro por el Futuro) el cual me convenció que necesitábamos ir más lejos y más rápido. Por lo que pregunté a Maurice Strong si nos asesoraría y aceptó desarrollando la Agenda 21 – centrando el estudio del sector turístico. Hicimos eso y lo compartimos con UNWTO (WTO era entonces) [Organización Mundial del Turismo, OMT en español], y juntos llevamos a cabo sesiones educativas regionales en todos los continentes para difundir los resultados y el mensaje de la sostenibilidad.

Mi entonces Presidente de la WTTC, James Robinson (quien fue previamente Presidente de American Express), fue un apoyo increíble en este trabajo, al igual que otros miembros de la Junta, como Pablo Dubrule y Gerard Pelisson de Accor. Sin ese apoyo inicial no se podría haber logrado en WTTC, ya que el desarrollo sostenible no era la razón de ser de la organización.

Creamos un centro de investigación, lanzando una de los primeros programas de certificación de la industria – Green Globe, al que más tarde ayudó a generar la certificación Earthcheck y CAST Caribbean (Caribbean Hotel & Tourism Association). También comenzamos con la organización de varios eventos sobre viajes y turismo sostenible y con los premios en la World Travel Market.

Geoffrey Lipman con Fiona Jeffery, Billie Miller (1)
Geoffrey Lipman con Fiona Jeffery, Billie Miller, en la entrega de premios de Turismo Responsable en la World Travel Market.

¿Cuál fue su visión del turismo sostenible y responsable al comienzo de su carrera profesional?

No tenía pensamientos al respecto – chicas, rugby y cerveza… eran los principales conductores de mis pensamientos en ese momento. Me uní a IATA en la década de los sesenta y comencé una historia de 20 años de amor con la aviación (y en la organización donde terminé esa parte de mi carrera profesional la hice como Director Ejecutivo), y ese sector no estaba en ese tiempo centrado en esos temas.

Consideré el Club de Roma – donde cuidar del Planeta emergía como una gran disciplina –  por ser de alguna manera académico y donde se planteaban los límites del crecimiento como un mensaje fuera de la rama del ecologismo.

Supongo que mi primer contacto con la sostenibilidad estaba en conexión con las cuestiones de competitividad en aviación, y su potencial crecimiento. Y ese escenario, la dimensión de la sostenibilidad comenzó a emerger en forma de preocupaciones sobre el ruido y la representación de los consumidores – no tanto por los gases de efecto invernadero. Con frecuencia encontraba simpatía por el movimiento verde, pero con mi enfoque a la apertura progresiva de los mercados y la expansión del sistema de aviación.

¿Cómo ha cambiado su visión del turismo sostenible durante este tiempo?

Maurice Strong Líder en sostenibilidad
Maurice Strong

Mi perspectiva de la sostenibilidad ha pasado de ser un mero detalle a ser un tema clave y ahora a una parte fundamental del futuro de los viajes y el turismo: durante los últimos diez años se ha convertido en mi punto focal.

Las personas han sido un factor sumamente importante en esta historia – no sólo ecoguerreros como Maurice Strong y Jonathan Porritt, sino todos sus colegas del sector – público y privado. Entre ellos se incluyen mi amigo el profesor Terry de Lacy de la Universidad de Victoria (Australia), con los que he trabajado en muchos países y ha colaborado en el desarrollo de la investigación del crecimiento verde, mapas y modelos de carretera, así como co-autor de un par de libros y numerosos artículos en revistas.

Por supuesto, a medida que uno envejece con suerte se vuelve más sabio – y creo que el principal cambio fue desde que asistí a la Cumbre del Clima de Copenhague en 2009, cuando de repente me di cuenta de que lo existencial significa exactamente eso, y eso tiene que convertirse en mi realidad conductora.

¿Cuáles son sus pensamientos sobre la Cumbre del Cambio Climático en Paris?

¡Bravo, París! Bravo Christiana Figueres por la gestión del proceso a lo largo de tantos países y tantos años. Un gran primer paso para ponernos un nuevo rumbo, que por supuesto necesitaremos aumentarlo gradualmente en las siguientes décadas. Como saben Copenhague fue planeado hacerlo en 2009. La Cumbre del Clima de Paris (2015) no es el final del juego, sino una clara señal de que los líderes mundiales están preparados para adoptar un nuevo modelo basado en la economía baja en carbono y las energías renovables.

La clave de ello será la implementación de todo esto, por lo que se necesitará la acción desde el nivel de comunidad – regiones, ciudades, zonas costeras, áreas rurales, parques, etc. – y enlazarlo con los compromisos nacionales en dicho marco global. Es esencial que los líderes y stakeholders en viajes y turismo lleven a cabo acciones integrales, específicas y medibles, no discursos ni declaraciones.

¿Cuáles son sus principales ideas de fondo como líder en el campo del turismo?

Primero y ante todo, si el cambio climático es existencial – y creo firmemente que lo es – entonces tenemos que estar a la vanguardia en la reducción de carbono, la aceleración en el empleo de energías renovables, la conservación de la biodiversidad y la gestión de impactos. Tenemos que cumplir con los encuentros y exámenes que se acuerdan a nivel internacional. Tenemos que apoyar y crear mecanismos que se centran en ese camino.

Segundo, y a medida que voy leyendo y escuchando, voy aprendiendo más (y espero también entender) que, como mínimo, necesitamos llevar a cabo un crecimiento verde: un crecimiento tendente a la creación de riqueza y disminución de la pobreza, empleos, comercio, pero pensando en verde para minimizar el impacto social y ambiental negativo sobre las personas y los lugares. Me doy cuenta que este no es un mensaje que los líderes convencionales vayan a implementar para avanzar hasta que no comience a ser algo popular y llegue a todos los niveles de la sociedad civil.

En tercer lugar, tenemos que hacer más para mostrar que los viajes y el turismo, como sector económico, realmente abandera – lo bueno y lo malo, y que engloba muchas industrias y agencias gubernamentales, incluido el transporte, hotelería, eventos, así como todo tipo de infraestructuras (desde las blandas –las propias personas- como las duras- estructuras) sin lo cual la industria de servicios no funcionarían.

Geoffrey Lipman en la Comision Europea

Los números son la clave.

Como loros, todos repetimos y seguimos un mismo patrón de datos de crecimiento y empleo – y eso es lo que hemos refinado desde WTTC y la OMT – pero no tenemos el medio ambiente integrado con la contabilidad de turismo – y que supone un requerimiento fundamental.

Cualquier persona que muestra datos de crecimiento en turismo debería estar obligada a mostrar los datos de impacto de ese crecimiento y de una manera creíble. Hay que poner la mayor cantidad de recursos en la parte verde como lo hacemos en la parte de crecimiento económico, y obtener un sistema de contabilización equilibrada.

Y aquí tenemos un tema importante – necesitamos compartir más y abrirnos más – la mayor parte del mantra sobre el crecimiento es el mismo que el que se inició en la década de 1990. Los líderes institucionales suelen repetir los mismos viejos patrones de relaciones públicas y de lobby, y las sesiones públicas con frecuencia son coreografiadas de esta manera.

Creamos discursos y eventos para satisfacer nuestro ego, no para mantenernos al día con dinámicas o llevar a cabo los retos y cambios más difíciles – por ejemplo, cambios relevantes en los presupuestos. Los llamamos cumbres incluso cuando son locales… los llamamos de alto nivel y con demasiada frecuencia no lo son. Las mismas personas invitan a las mismas personas y los medios de comunicación también se les invitan a seguir amablemente el mismo juego.

Mirando al futuro, ¿en qué proyectos se encuentra actualmente involucrado?

Hay varios ejemplos de proyectos que hemos desarrollado recientemente bajo el paraguas de greenearth.travel:

Con mis colegas de profesión de la Universidad de Victoria llevamos a cabo durante 18 meses un estudio global sobre Crecimiento Verde, viajes y turismo de Bali para el Gobierno de Indonesia – que dio lugar a un plan de desarrollo a largo plazo para la isla, pero que también pusimos a prueba modelos analísticos interesantes de desarrollo sostenible en los que participaba la comunidad local y la universidad desde el primer momento. También realizamos una asesoría para el Gobierno de Egipto sobre temas similares en Sham el Sheikh.

Con los mismo colegas de profesión hemos publicado un par de libros sobre Crecimiento verde y Travelism, porque sentíamos la necesidad de sentar las bases documentales y académicas de este proyecto. Posteriormente hemos aplicado estos principios en un modelo de Escuela de Verano que pusimos en marcha desde la Universidad de Hasselt en Bélgica y para el 2016 probaremos en China.

Con Wayne McKinnon, hemos desarrollado una nueva forma de apoyo a la transformación de las empresas, que hemos denominado Crecimiento Verde 2050, y se incorporan los tema clave post 2015 relacionado con los enfoques tradicionales en la certificación. Crecimiento Verde 2050 incorpora muchos aspectos procedentes de los principios y declaraciones de las Naciones Unidas relacionados con las prácticas responsables y de sostenibilidad, así como las métricas más tangibles sobre carbono, residuos y agua. Se adhiere a los Criterios Globales de Turismo Sostenible para hoteles y operadores turísticos y trabaja en colaboración con el ICTP, EQi y The Long Run para crear un sistema de entrada de bajo coste para pequeñas y medianas empresas, así como la medición y gestión en línea fácil.

Con otras personas – y para mí algo muy emocionante – hemos iniciado el programa “SUN”, para crear una comunidad global en red de centros de aprendizaje y creación de instalaciones prefabricadas de energía solar que pueden operar fuera de la red. Se centrarán en la resiliencia, soporte técnico para clientes y desarrolladores y mecanismo de respuesta ante emergencias.

El programa SUN - sostenibilidad a traves de crecimiento verde y travelism
El folleto informativo de “SUN Program” está disponible para su descarga aquí.

¿Nos podría contar algo más acerca del Programa “SUN”?

“SUN” significa Red Universal Fuerte (Strong Universal Network) porque los centros promoverán un enfoque visionario del desarrollo sostenible y se caracterizan por:

  • Está inspirado en Maurice Strong, arquitecto del desarrollo sostenible – Secretario General de la Cumbre de la Tierra de Río de 1992 y su marco de aplicación en la Agenda 21.
  • Incorpora una agenda única post 2015 que apoya una red de trabajo para las comunidades, resiliencia al clima, objetivos de desarrollo sostenible y respuesta rápida a emergencias.
  • Vincula a todos los centros de energía solar SUN-Ark, a través de una conexión virtual en Internet y está conducido por graduados locales capacitados.
  • Cada centro SUN-Ark será pequeño, ágil y de bajo costo, de alto valor  añadido y habilitado como “Smart Community”.
  • Implica a socios públicos, privados, académicos y civiles en marketing sensible, inclusivo y con una estrategia a largo plazo.

El reto, como siempre, es encontrar socios y patrocinadores – para que las iniciativas sean auto-sostenibles financieramente. Es por eso que pongo tanta fe en el proyecto Crecimiento Verde 2050 (www.greengrowth2050.travel/), puesto que esperamos que ofrezca servicios de transformación de valor, y el programa SUN en que igualmente esperamos que se convierta en una herramienta de bajo costo, esencial para el apoyo de las comunidades inteligentes.

Para más detalle podéis echar un vistazo a la web www.thesunprogram.com

Finalmente y con una mirada retrospectiva a su trayectoria profesional, ¿haría algo diferente?

Me hubiera quedado más tiempo con algunas de las iniciativas que puse en marcha, como Green Globe y el Programa ST-EP, que francamente los que se lo quedaron tenían una agenda diferente con el enfoque equivocado. Del mismo modo, simplemente fallamos en no poder capitalizar la Declaración de Cambio Climático de Davos en 2008. En retrospectiva, ahora creo que habría sido mejor batallar por estos proyectos. Creo que es porque no estoy hecho de la pasta para manejar los juegos burocráticos que tienen lugar.

Muchas gracias, Geoffrey.

Traducido por nuestra colaboradora Nuria Chacón.


¿Disfrutaste de nuestra entrevista con el Profesor Geoffrey Lipman sobre sostenibilidad turística y crecimiento verde? Por favor, ¡comparta y difunda!

Geoffrey Lipman sobre Crecimiento Verde y Travelism
Share: