glenn-jampol-red-global-de-ecoturismo

Glenn Jampol en esta entrevista comparte sus experiencias en el turismo sostenible, tanto en el pasado como en el presente, y los éxitos y los retos a los que se ha enfrentado a lo largo del camino. También explica lo que diferencia GEN de otras organizaciones en el mundo del turismo sostenible y por qué se llena un vacío importante.

El mundo del ecoturismo tiene una deuda con Glenn Jampol por el trabajo que ha hecho durante los últimos 30 años. Glenn ha trabajado en turismo sostenible durante décadas, tanto en Costa Rica a través de su trabajo como Presidente de CANAECO, como a nivel internacional como uno de los miembros fundadores de la Red Global de Ecoturismo (GEN). Él es también el propietario de dos de los más exitosos eco-resorts del país y un artista muy respetado.

Aprende sobre:

  • Cómo el punto de vista y visión del turismo sostenible para Glenn ha cambiado a lo largo de los años;
  • La clave para convertir a personas desinteresadas en grandes defensores del ecoturismo;
  • El cambio más grande en los últimos diez años en el complejo ecológico y alojamiento de Glenn;
  • El principal desafío de crear un complejo ecológico;
  • El propósito de la Red Global de Ecoturismo (GEN), y en qué se diferencia de otras organizaciones;
  • Los principales logros y desafíos de Glenn como presidente de la Asociación Nacional de Ecoturismo en Costa Rica.

Glenn, ¿Cuándo aparece por primera vez el concepto de turismo sostenible en su radar?

Bueno, como usted conoce, asistí a la Universidad de California en Berkeley a finales de la década de los 60 y comienzos de los 70, y la mayoría de los que estábamos allí nos solían llamar “tree huggers” o “ecologistas” en el sentido de la responsabilidad por proteger nuestro planeta ante la exposición de la codicia corporativa. A partir de esto, se desarrolló un fuerte enfoque en el cambio de nuestro estilo de vida, volviendo a lo “natural y orgánico” que pensábamos que eran productos y experiencias globales únicas. Esta búsqueda incipiente de la autenticidad y la comprensión tenía – en todas sus manifestaciones – la salud en su núcleo: estábamos decididos a tratar nuestros cuerpos bien, cumpliendo nuestras nuevas metas adquiridas ante la conciencia del cambio global el cual había impregnado y moldeado con nuestra percepción del mundo en general.

Además, muchos de nosotros éramos unos apasionados en la búsqueda de nuevas experiencias de viaje, y este deseo se manifestó en la búsqueda de destinos de bajo costo y sin descubrir. Creo que se puede afirmar que estos viajes por el mundo abren los ojos y el corazón a la idea de amplificar nuestra responsabilidad personal, cultural y ambiental.

Durante mis viajes, me di cuenta de los grandes esfuerzos que algunos propietarios habían realizado en la reducción de residuos, productos locales, el altruismo en la comunidad y un sentido de protección a largo plazo.

glenn-jampol-gen-red-global-de-ecoturismo¿Cuál era su visión del turismo sostenible cuando comenzó su carrera profesional?

Ese término realmente no existía a nivel generalizado en 1985 cuando se puso en marcha nuestro proyecto Finca Rosa Blanca. No fue hasta mediados de los 90 cuando comenzó a usarse el término más abiertamente, y comenzamos a explorarlo y a utilizarlo como un descriptor para la certificación de nuestras propias empresas de turismo y ecoturismo responsables aquí en Costa Rica.

Habíamos tejido esta idea del ecoturismo en la estructura de todas nuestras prácticas comerciales y durante el desarrollo del programa de Certificación de Turismo Sostenible en 1994/5, fuimos capaces de diseccionar y aclarar cuáles eran los objetivos: la necesidad de ampliar el significado de este concepto de sólo un enfoque orientado a la conservación del medio ambiente mediante la adición de un componente social y usarla para guiar nuestras prácticas diarias de la empresa.

¿Cómo ha cambiado su visión del turismo sostenible con el paso del tiempo?

Mi percepción de la definición de turismo sostenible se ha cambiado radicalmente muchas veces en los últimos 30 años. Por ejemplo, hace muchos años me preguntaron en una entrevista en un programa de televisión sobre el sistema de ionización que se utilizaba para la limpieza del agua de la piscina en nuestro hotel, y con orgullo compartí que sólo me costó $ 175 por año con el consiguiente ahorro de más de $ 25,000 en los últimos años al no comprar productos químicos para piscinas. Cuando el programa se emitió, recibí muchos correos electrónicos de los espectadores que me preguntaban dónde podían comprar este sistema. De esta manera caí en la cuenta de lo siguiente:

Estaremos mejor preparados cuando proporcionamos soluciones para crear un medio para conseguir la sostenibilidad financiera. A través de personas que cuentan historias inspiradoras y teniendo en  cuenta los aspectos éticos de las buenas prácticas, es lo que en última instancia pueden convertir personas desinteresadas en promotores fuertes.

glenn-jampol-en-bhutan

Desde sus estudios en Berkeley, usted ha combinado su amor por el arte y su pasión por la conservación y los viajes responsables. ¿Cómo se unieron los caminos de estas dos carreras? ¿Qué influencia han tenido en usted cada una de ellas?

De hecho, mi carrera de pintura y arte siempre ha ido en paralelo con mis intereses ambientales y mi sentimiento de responsabilidad. Tengo una licenciatura en Diseño Ambiental, y como artista fui capaz de incorporar mi sentido artístico de la experimentación y el diseño en el concepto de diseño de nuestra casa.

Además, en los últimos 40 años siendo artista, he recogido, negociado y hecho arte expresando la idea de utilizarlo como una exploración global de experiencias visuales. Junto con la atención personalizada al detalle, visualizamos nuestro hotel como una obra de la creación artística y muchos de nuestros huéspedes también comentan este detalle e impresiones.

Junto con su esposa, Teresa, abrió el hotel boutique galardonado Finca Rosa Blanca Coffee Plantation Resort  en Costa Rica. ¿Nos podría contar un poquito sobre esta aventura? ¿Cuáles fueron sus orígenes y cómo se ha ido desarrollando durante las pasadas tres décadas?

Nos encontramos dentro de la industria turística allá por 1989 de pura casualidad, después de haber construido una casa experimental (en el sentido de diseño) en un campo de motocross abandonado y localizado en las tierras altas cafetaleras de Costa Rica y más tarde nos dimos cuenta de que teníamos que encontrar una manera de pagar el mantenimiento. No teníamos experiencia previa en turismo y tampoco sabíamos cómo se debía orientar el negocio, pero estábamos buscando una manera artística y responsable de crear un nicho.

Comenzamos a incorporar un nuevo modelo turístico en el modelo que ya existía en Costa Rica. Esto combinaba la variada y básica experiencia cultural y natural disponible en Costa Rica con una mayor escala de confort basada en los atributos propios de un hotel de lujo.

Más tarde, convertimos la plantación de café convencional sin árboles en una plantación orgánica y llena de sombra. Financiamos los costos iniciales de esta conversión con tours personalizados de café desde el hotel y nos dimos cuenta de que esta oferta de “agro ecoturismo” no solo era educativa, sino también educativa.

El reto más grande en la última década ha sido el gran aumento del flujo de turismo que han venido esperando buenas prácticas o sostenibilidad como parte del ADN del hotel,  pero sin tomar decisiones basadas únicamente en este aspecto de nuestro negocio.

glenn-jampol-red-global-de-ecoturismo-en-expotur-2010

En 2008, usted y Teresa diseñaron y abrieron el complejo Arenas del Mar Beachfront and Nature Resort, el primer resort de cinco estrellas y cinco hojas en Costa Rica. ¿Cuáles han sido los principales retos y “momentos Eureka” durante todo el proceso de construcción del resort?

Arenas Del Mar fue construido en una de las playas más bellas de Costa Rica. Nosotros no somos propietarios de esas tierras, si no que tenemos una concesión de uso para 20 años (renovables). Comenzamos el proyecto en 1990, ¡pero no pudimos abrirlo hasta 2007! Estuvimos los primeros 12 años reforestando y planeando el modelo sostenible que queríamos y tratando de trabajar dentro de las grandes restricciones existentes por parte del gobierno,

Nuestro patrocinio para Arenas del Mar vino de otros accionistas que tenían muchas ideas tradicionales y a menudo en conflicto con la idea sobre el valor a largo plazo de la sostenibilidad a la hora de tomar decisiones financieras. Creo que sigue siendo el único proyecto turístico en Costa Rica que tiene 100% de especies nativas de plantas ya que empezamos el proyecto con la construcción de un vivero años antes de empezar la construcción del complejo.

El momento “Eureka” fue cuando nos dimos cuenta que podíamos y que teníamos que comenzar a ser más creativos y mirar soluciones que pudieran ofrecer lo que las entidades financieras requerían a la vez de minimizar nuestra huella. Con este modelo hemos alcanzado la más alta ocupación en el área.

Pero sin duda para nosotros, los obstáculos más difíciles y debilitantes eran la burocracia y las influencias de diferentes niveles administrativos que continúa hasta nuestros días.

Usted es un miembro fundador y Presidente de la Red de Ecoturismo Global (GEN). ¿Cómo surgió la idea de empezar GEN y cómo fue el proceso de creación?

GEN se compone de todo el Consejo Asesor de TIES, que como grupo renunció al mismo tiempo a TIES en 2015 debido a la imposibilidad de acceder a información financiera importante, a pesar de nuestras numerosas solicitudes realizadas a través del Comité Asesor con el paso de los años.

La total falta de transparencia en TIES y la incapacidad para orientar éticamente la organización nos obligó a crear una nueva organización paraguas que sirviera para representar el ecoturismo mundial: La Red Global de Ecoturismo (Global Ecotourism Network, GEN). Instamos a todos los miembros del mundo del ecoturismo a leer nuestras recomendaciones sobre la importancia de la debida diligencia.

¿Qué hace GEN diferente del resto organizaciones de turismo sostenible/responsable existentes y cómo ve su desarrollo futuro?

GEN es, sin duda, la organización con más experiencia en el mundo en turismo sostenible. La junta directiva de GEN tiene un largo historial siendo líderes mundiales en ecoturismo – sólo ha cambiado nuestro nombre.

GEN trata de unir a todos las asociaciones de carácter regional y nacional del mundo así como redes de trabajo, destinos, indígenas o población local, operadores globales, profesionales y académicos quienes harán crecer la industria y proveerla de promoción y liderazgo, y para fomentar la innovación y la autenticidad. Estamos colaborando con la comunidad mundial, organismos nacionales y regionales de ecoturismo como una organización internacional paraguas de ecoturismo que proporcionará una plataforma de fácil acceso para la voz de los pueblos indígenas y las comunidades rurales que participan en la industria del ecoturismo.

Además, somos un grupo de expertos dedicados a estudiar y proponer ideas de valor para el desarrollo sostenible y la evolución de una industria que debe colocar su centro de atención en la autenticidad. Queremos explicar las tendencias auténticas del ecoturismo, sus innovaciones, y los estudios de investigación aplicada y de casos y, al hacerlo, esperamos ser vistos como la autoridad para las prácticas de ecoturismo y turismo sostenible entre los consumidores, proporcionando liderazgo y con capacidad para influir en la demanda del mercado.

glenn-jampol-2013-red-global-de-ecoturismo

Antes de fundar GEN, pasó seis años como presidente de la Asociación Nacional de Ecoturismo de Costa Rica (CANAECO). ¿Cuáles fueron los principales logros y desafíos durante su tiempo allí?

CANAECO es una organización muy importante para Costa Rica. Ha representado el ecoturismo y el turismo sostenible del sector privado en este país desde 2003 y en mi tiempo como presidente hemos sido capaces de multiplicar nuestros miembros. En 2009, se creó la ahora muy reconocida Conferencia Internacional sobre Turismo Sostenible y Ecoturismo: Planeta, Personas, Paz (P3). Esta conferencia fue declarada oficialmente por el gobierno de Costa Rica como de “Interés Nacional” en 2012. También logramos dos posiciones de importancia: un asiento permanente en la Comisión Nacional de Acreditación para la aprobación de niveles de certificación sostenible y la creación de nuevas normas para el CST y se obtuvo un puesto permanente en el Consejo de la Asociación Nacional de Turismo (CANATUR).

Pero lo más importante de todo fue que fuimos capaces de convencer al gobierno de Costa Rica de que el turismo sostenible debía ser una política de estado.

Nuestro objetivo era que con el tiempo la mayoría de los miembros del Consejo de Administración de la Junta de Turismo (ICT) fueran miembros de CANAECO, y cuando dejé el cargo de presidente en 2014, se logró este objetivo incluyendo el entonces recién nombrado Ministro de Turismo.

Muchas gracias, Glenn.

Para más información sobre GEN visita su sitio web. Para ver el trabajo que realiza Glenn visita Finca Rosa Blanca Coffee Plantation Resort y Arenas del Mar Beachfront and Nature Resort. ¿Quieres conectarte a su red profesional? Visita el perfil de Glenn Jampol en LinkedIn.


¿Disfrutaste de nuestra entrevista con Glenn Jampol, fundador y miembro de la Red Global de Ecoturismo y hotelero en Costa Rica? ¡Comparte y difunde la palabra!

Glenn Jampol sobre la Red Global de Ecoturismo y el Turismo Sostenible en Costa Rica
Share: