Harold Goodwin turismo responsable

El turismo responsable sin el Profesor Harold Goodwin sería como el movimiento por la paz sin líderes como Nelson Mandela, Martin Luther King o Mahatma Gandhi. Sus conferencias, investigaciones y artículos se han convertido en instrumentos cruciales para asegurar que, los que están al mando de empresas del sector de viajes o destinos turísticos, no olvidan sus responsabilidades sociales y ambientales a la vez que visionan nuevas formas de hacer negocio.

En esta entrevista, Harold nos explica cómo empezó todo y cómo sus visiones en turismo responsable han cambiado a lo largo de los años.

Harold, ¿cómo era su visión sobre la sostenibilidad cuando empezó su carrera como académico en turismo – era ya entonces un tema importante?

Empecé trabajando en turismo en 1994, cuando era Director de Investigación en el Durrel Institute of Conservation and Ecology. Era un proyecto con fondos del gobierno que investigaba sobre ecoturismo; la relación entre turismo, conservación y desarrollo sostenible – por lo tanto, efectivamente, la sostenibilidad fue desde el principio una cuestión trascendente para mí.

Me sorprendió la poca atención que se le prestaba a la sostenibilidad por parte de los académicos de la industria del turismo. El ecoturismo hacía furor en aquel momento pero había muy poco conocimiento sobre la sostenibilidad por parte de los que lo promocionaban, a pesar de estar tan sólo a dos años de distancia de Río y siete de Brundtland.

Analizándolo desde una perspectiva actual, ¿cómo cree que ha cambiado su visión sobre la sostenibilidad en el turismo?

Cuando me propusieron ayudar la campaña VSO (Voluntary Service Overseas) para turismo ético, me di cuenta que, como no era posible definir la sostenibilidad de manera operativa, era mejor evitar usar el término.

Actualmente, con una agenda de sostenibilidad de triple resultado es muy fácil diseñar una larga lista de cambios, pero lo que es más importante es identificar lo que importa en lugares concretos, abordar esas cuestiones y establecer objetivos locales. En muchos territorios tiene sentido conservar el agua, pero no es una prioridad en todas partes.

Actualmente, la agenda de la sostenibilidad está menos dominada por cuestiones ambientales que en un pasado, y es todavía un desafío incluir temas económicos y sociales en las agendas de sostenibilidad – a pesar de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (MDG) y los vigentes Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG).

¿Por qué centrarse en el turismo responsable, y qué significa?

El concepto Turismo Responsable salió a la luz a raíz de mi trabajo con la Asociación de Tour Operadores Independientes, el primer grupo empresarial en adoptar medidas en este ámbito. También gracias al trabajo que desarrollé con el gobierno del ANC en Sudáfrica.

El Turismo Responsable persigue el hecho de tomar la responsabilidad de utilizar el turismo para conseguir un desarrollo sostenible. Se trata de lo que uno lleva a cabo, de lo que uno toma responsabilidad.

Libro Taking Responsibility for Tourism¿Qué le motivó a publicar Taking Responsibility for Tourism en 2011?

He dado lecciones en el ámbito del turismo y animado a la gente a hacer mejor las cosas desde 1998; quería poner las ideas al abasto de más personas y presentar una explicación de cómo surgió el Turismo Responsable y cómo dio lugar a la Declaración de Cape Town.

También quería escribir sobre algunos de los errores del turismo sostenible, sobre la compensación de carbono, el ecoturismo, las herramientas de certificación y algunos temas controvertidos como es el voluntariado. En 2016 está previsto publicar una nueva edición actualizada.

Como presidente de los Premios de Turismo Responsable de WTM, ¿ve un progreso real del área del turismo responsable? ¿(Cómo) ha cambiado la industria en los últimos años?

El cambio ha sido espectacular desde que instauramos los Premios de Turismo Responsable (WRTA) en 2004. La competencia es ahora mucho más severa y el nivel es mucho más alto también.

El programa de Turismo Responsable en WTM de Londres atrae cada noviembre a 2.000 participantes. Además, ahora se ejecuta también a través de las ediciones de Ciudad del Cabo, Dubái y Sao Paulo.

¿Cuáles son sus ideas clave a raíz de su experiencia como profesor de Gestión de Turismo Responsable en la Universidad de Leeds-Beckett durante 7 años (2006-2013) y en la Universidad Metropolitana de Manchester actualmente?

Hay muchos, pero destacan dos. Se dan avances rápidos y el material del curso constantemente necesita ser revisado. Gran parte de lo que los profesionales necesitan saber para ser eficaces proviene de disciplinas tradicionales en ciencias sociales y naturales – y en los cursos de turismo muy raramente se incluye este tipo de literatura.

El turismo es un producto de viajes y la interacción entre consumidores y productores en localidades requiere de un enfoque interdisciplinario, sobre todo si se pretende liderar el cambio.

Saber lo que está en los libros y revistas de turismo no es suficiente. La teoría tiene que ser contrastada con la experiencia.

¿Por qué creó el Centro Internacional para el Turismo Responsable?

El ICRT nació en 2002 a raíz de la primera Conferencia Internacional sobre Turismo Responsable en Destinos y de la Declaración de Ciudad del Cabo. Siempre ha sido una red independiente de individuos y de grupos nacionales que se unen para perseguir los objetivos de la Declaración de Ciudad del Cabo. Nunca ha tenido una forma legal o una cuenta bancaria.

¿Cuál es la mejor manera de enseñar el turismo responsable?

Desde mi punto de vista, el Turismo Responsable se debe enseñar como un desarrollo profesional continuo para profesionales con varios años de experiencia relevante. Así se pone a prueba la teoría con la práctica, a través de propuestas basadas en la experiencia laboral propia.

¿Cuál cree que es el mayor desafío de la industria turística para ir hacia una mayor responsabilidad y sostenibilidad?

Uno de los grandes retos es conseguir que la gente vea la diferencia entre el objetivo abstracto de la sostenibilidad y el hecho de asumir la responsabilidad de hacer frente a problemas específicos de determinados lugares. Es mucho más fácil hablar de los tópicos de la sostenibilidad que hacer frente a los desafíos particulares que se pueden presentar en el camino hacia una realidad sostenible.

La primera conferencia de la ONU sobre el hombre y el medio ambiente se celebró en 1972. Vimos las imágenes de nuestro mundo finito desde una nave espacial en 1968. El tiempo transcurrido desde entonces hasta hoy es el mismo que una vida profesional. Hemos hecho algunos progresos, pero los problemas se agrandan más rápido de lo que queremos – estamos perdiendo la carrera.

¿Cómo sugiere medir/cuantificar el turismo responsable a nivel de destino?

No hay forma de medir la responsabilidad, se puede informar de lo que la gente está haciendo y cómo se están abordando con éxito los temas que importan a nivel local.

Se está poniendo demasiado esfuerzo en la creación de marcos de referencia para medir la sostenibilidad de destino de manera integral – tenemos que centrarnos en la supervisión y presentación de informes sobre los asuntos locales que importan, los que deben gestionarse. Así lo entendieron en Calvià en los años noventa.

¿Qué temas son los que presentan más dificultades a los destinos en términos de sostenibilidad, y cómo se pueden superar?

El gran reto a nivel de destino es crear y mantener la colaboración entre las empresas, las comunidades y los diferentes ámbitos y organismos del gobierno. Son necesarias buenas habilidades políticas para identificar y acordar los temas, y poder quedar de acuerdo en una solución para luego hacer partícipes a todos los actores en la generación del cambio.

Muchas gracias, Harold.

Conecta con Harold Goodwin en LinkedIn. Más sobre su trabajo en haroldgoodwin.info

Traducido por Gemma Sagué.


¿Te gustó nuestra entrevista con el profesor Harold Goodwin sobre el turismo responsable? ¡Por favor, compártela!

Harold Goodwin sobre el Turismo Responsable en Inglaterra
Share: