Luigi Cabrini entrevista

Conoce a Luigi Cabrini, presidente del Consejo Global de Turismo Sostenible (Global Sustainable Tourism Council) y asesor de la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas.

Aprende sobre:

  • Cómo Luigi Cabrini pasó de periodista a centrarse en el turismo sostenible en la OMT y ahora en el Consejo Mundial de Turismo Sostenible (GSTC);
  • Cómo el GSTC funciona como organización;
  • Cómo ha cambiado su visión del turismo sostenible durante su trabajo con la OMT y el GSTC;
  • Cómo evolucionará la agenda de sostenibilidad en viajes y turismo en los próximos años (tendencias);
  • Cuál es la parte más difícil de trabajar para una agencia de la ONU, como la OMT.

Luigi, antes de incorporarse a Naciones Unidas en 1982, trabajó como periodista independiente en Roma (Italia) – ¿Hubo algún momento o experiencia que provocara este cambio de carrera?

En ese tiempo escribía artículos apoyando el movimiento “No Nukes” (anti-nuclear) para la edición italiana de la revista “Rolling Stones”. Unirme a las Naciones Unidades (gracias a una entrevista realizada con una delegación de contratación de las Naciones Unidad) me dio la posibilidad de hacer realmente cosas que pudieran liderar cambios positivos, no únicamente escribir sobre ellos.

Mi primer trabajo fue en Guatemala, donde estaba coordinando proyectos para el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. Estos proyectos iban desde la protección de nidos de tortuga a la mejora de los cultivos de maíz. Desafortunadamente, aquellos años fueron muy tristes para el país, devastado por una guerra civil y gobernados por dictadores militares.

¿Cuándo descubrió su pasión por la sostenibilidad y el turismo?

Me uní a la OMT tras 20 años trabajando en el desarrollo y la protección de los refugiados con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados. ¡Realmente fue un gran cambio! Sin embargo, cada vez se percibe más claro que el turismo puede ser una herramienta muy poderosa para el desarrollo y la lucha contra la pobreza. En muchos de los países que he visitado, el turismo ofrece la hoja de ruta a seguir.

Veo el turismo como el lado positivo de los países y los pueblos, dando la bienvenida y mostrando lo mejor a cualquier persona interesada en su naturaleza, cultura, música, gastronomía. Sería lo contrario de la parte más oscura y negativa de los países, que originan guerras, conflictos y desplazamientos.

¿Qué momentos recordará siempre de la época en la que fue director del programa de turismo sostenible de la OMT durante los años 2007-2013?

Tuve la oportunidad de conocer gente increíble y lugares únicos. Me sorprendieron muchos los contrastes en Asia: ciudades muy modernas provistas con los últimos avances tecnológicos, junto con paisajes idílicos recordando la vida como lo fue hace siglos.

O visitando aldeas remotas en Nicaragua, accesibles en su mayoría por barco, donde el pueblo garifuna estaba desarrollado turismo basado en la comunidad, fue una experiencia que nunca olvidaré.

¿Cómo ha cambiado su visión de la sostenibilidad durante su paso por la OMT, y ahora como presidente de GSTC?

Desde luego que he aprendido mucho en estos últimos años. Siempre he tenido una opinión muy positiva sobre el potencial que tiene el turismo para mejorar la vida de las personas y para ser una fuerza motora que permita mejorar el valor de la naturaleza y la cultura, lo que implica por supuesto, no sólo su conservación sino también compartir e interpretar.

Por supuesto que hay mucho turismo mal gestionado también, pero la presión de ser sostenible es muy fuerte a día de hoy.

He sido testigo de una evolución de la sostenibilidad desde un concepto “elitista” a una forma de hacer negocios, que se está adoptando de forma creciente por la industria.

¿Por qué decidió presidir GSTC?

Había estado asociado con GSTC desde su fundación. La OMT siempre ha sido un apoyo fuerte y como director de sostenibilidad era la persona encargada de tratar con GSTC. Ser elegido presidente de GSTC me ha dado la posibilidad de continuar con el compromiso que tengo con el turismo sostenible y con una organización que está contribuyendo activamente para que esto ocurra.

GSTC es una organización “virtual” con el personal, consejeros y miembros dispersos por todo el mundo. Estoy en una sede en Madrid, donde la OMT ha puesto a disposición una oficina y está apoyando algunas de las actividades que realizamos.

Mi papel institucional es representar públicamente a GSTC y participo en varios eventos, defendiendo la labor que realiza nuestra organización. Sin embargo, también estoy involucrado en una serie de cuestiones operativas como miembro del Comité Ejecutivo.

En su opinión, ¿cómo va a evolucionar la agenda en temas de sostenibilidad en los viajes y el turismo para los próximos años? ¿Qué tendencias se observan?

El número de empresas turísticas que se acogen al turismo sostenible está aumentando continuamente, sobre todo porque los recursos naturales y culturales son el capital de la industria del turismo, por lo que hay un gran interés en la preservación de los mismos.

También veo una creciente presión hacia los operadores de turismo para hacer mejor las cosas, sobre todo desde las nuevas generaciones que son más sensibles a la vulnerabilidad de nuestro planeta.

¿De qué logros en la OMT se siente usted más orgulloso?

La red de observatorios de Turismo Sostenible de la OMT ha sido una buena iniciativa que motiva a los destinos a establecer un mecanismo permanente para realizar un seguimiento de sus vulnerabilidades y llevar a cabo acciones correctivas cuando son requeridas.

También estoy satisfecho con el trabajo realizado para incluir el turismo como uno de los sectores que pueden dirigir el cambio hacia una Economía Verde. Junto con el PNUMA [Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente], trabajamos en mostrar y evidenciar este potencial.

¿Cuál es la parte más difícil de trabajar para una agencia de Naciones Unidas, como la OMT?

Mientras que la OMT se abstiene de involucrarse en cuestiones políticas y en su lugar alienta a los gobiernos a construir sobre sus intereses comunes, a veces los conflictos ocultos afloran y éstos deben abordarse con una combinación de sentido común y habilidad diplomática.

Como asesor de sostenibilidad para el Secretario General de la OMT, ¿dónde ve usted los principales retos de la sostenibilidad en los viajes y el turismo?

Casi todos los países hoy en día incluyen la “sostenibilidad” en sus estrategias de turismo. Las herramientas están disponibles, tales como los Criterios Globales de Turismo Sostenible, pero estamos todavía muy lejos de la incorporación de parámetros de sostenibilidad en la industria en su conjunto.

La OMT ha dejado claro que con la previsión de crecimiento del turismo (1,8 mil millones de turistas internacionales en 2030), acogerse a la sostenibilidad no es una opción, sino una necesidad.

En su opinión, ¿cuál es la mejor manera de medir el éxito de las iniciativas de sostenibilidad en la industria de los viajes y el turismo – por ejemplo a nivel de destino?

Creo que el GSTC ha hecho una contribución importante al ofrecer un sistema global que es creíble y reconocido por muchos grupos de interés, los Criterios del Consejo proporcionan una medida objetiva sobre si un destino cumple con las normas para ser considerado sostenible.

¿Cuál ha sido su libro favorito sobre turismo, viajes y sostenibilidad en 2014-2015?

Overbooked de Elizabeth Becker – un libro muy bien documentado y escrito, al que aporté mi granito de arena.

Muchas gracias, Luigi.

Conecta con Luigi Cabrini en LinkedIn.

Traducido por nuestra colaboradora Nuria Chacón.


¿Te gustó nuestra entrevista a Luigi Cabrini, presidente del GSTC y asesor de la UNWTO? ¡Por favor, compártela!

Entrevista con Luigi Cabrini sobre el Consejo Global de Turismo Sostenible (GSTC)
Share: