Paul Peeters entrevista

Esta semana nos vamos a los Países Bajos: Conocemos a Paul Peeters, Profesor Asociado de la Universidad NHTV de Breda y Director del Centro para el Turismo y el Transporte Sostenibles. Su investigación se centra en transporte en el sector del turismo y sus efectos sobre el cambio climático.

En la entrevista, Paul Peeters comparte sus reflexiones en torno a la reciente Cumbre de París sobre el Cambio Climático así como el largo camino que debe recorrer la industria de la aviación para ser benévola con el clima.

Paul, ¿Recuerdas la primera vez que escuchaste acerca de la sostenibilidad en un contexto turístico – y tus ideas iniciales?

De pequeño quería ser un entomólogo, en cambio terminé como ingeniero aeronáutico en Fokker Aircraft. Después de cuatro años, y sabiendo de las preocupantes noticias sobre la disminución de recursos y la lluvia ácida que estaba destruyendo nuestros bosques, empecé la carrera de investigador. En un principio en energía eólica, después en transporte sostenible y, por último, hace 13 años, como profesor de transporte sostenible en el campo del turismo. Hasta entonces me había familiarizado con el desarrollo sostenible, pero sólo en aquel momento me di cuenta realmente y aprendí la definición de “turismo sostenible”. ¡Y esta definición me sorprendió! ¡Parece que hasta entonces estuve empapado en queroseno!

¿Ha cambiado tu punto de vista sobre la sostenibilidad y el turismo desde entonces?

Cuando empecé la investigación en esta área, pensé que toda la serie de problemas ambientales tendrían afectaciones el mismo grado. Sin embargo, he aprendido que el tema de la energía y el cambio climático son en realidad los más graves, junto con la carencia de agua y el problema de los residuos en algunos destinos.

Fue muy difícil conseguir trasladar este mensaje a la “comunidad de investigación en turismo sostenible”, que se dedicaba principalmente a fomentar el turismo basado en la naturaleza, en la comunidad y pro-pobreza, buscaba la compensación de las emisiones de carbono y trabajaba las etiquetas ecológicas para los alojamientos y los destinos. Sorprendentemente, estas formas de turismo sostenible dependían en gran medida de vuelos de larga distancia desde los países ricos del oeste hacia el sur pobre. ¡Realmente paradójico!

A pesar de las muchas certificaciones, iniciativas y eventos dedicados al turismo sostenible, se nos hace difícil identificar destinos verdaderamente sostenibles. ¿Por qué es tan difícil llevar la teoría a la práctica en el desarrollo sostenible?

La mayoría de los estudios sólo se ven a nivel de turismo internacional, a pesar de que el 80% del turismo mundial es interno. Por otra parte, los problemas de transporte son generalmente ignorados. Probablemente, porque la mayoría de los estudios de turismo sólo toman en consideración el punto de vista del destino.

Desde una perspectiva de destino, la inversión en un aeropuerto local es generalmente beneficiosa, llegaran visitantes de otras regiones. Sin embargo, desde una perspectiva global, la conclusión será diferente: a nivel mundial, la inversión en aeropuertos no generará más viajes, sólo se redistribuirán los mercados emisores y los destinos, aumentando las distancias a las que viajan los turistas. Algunos destinos ganan, otros pierden.

El enfoque en una perspectiva internacional y de destino dificulta en gran medida la comprensión del desarrollo del turismo sostenible, ya que tanto el medioambiente, el principal problema, como el transporte y su principal solución, el turismo interno y el de corta distancia, quedan fuera de la ecuación. Así que, por lo que parece, la teoría falla desde el principio.

Un gran dolor de cabeza relacionado con la sostenibilidad de la industria del turismo es el transporte y sus implicaciones para el cambio climático. ¿Ves progreso en esta área?

Por un lado, algunos operadores turísticos grandes fomentan la publicación de sus emisiones de carbono. En los Países Bajos, la organización ANVR nos pidió que desarrollásemos Carmacal, una herramienta para evaluar con mucha precisión la huella de carbono de los paquetes turísticos. No sólo los vuelos, sino todas las formas de transporte; medio millón de alojamientos con diferentes huellas de carbono estimadas. Esta herramienta proporciona datos precisos para etiquetar la huella de los paquetes turísticos y muestra dónde y cómo reducir las emisiones de manera eficiente.

Pero, por otro lado, hay 12.000 grandes aviones actualmente operando y esta flota volará al menos hasta 2060, si contamos con la tecnología de la década de 2010.

Sobre la base de un modelo global de emisiones en turismo, recientemente he calculado que el turismo mundial está configurado para emitir unas 300 giga-toneladas de CO2 entre 2015 y 2100, que es el 30% del presupuesto global para el desarrollo sostenible. ¿Será sostenible apropiarse de gran parte del presupuesto, también necesario para cocinar, la calefacción e iluminación de los hogares de miles de millones de personas pobres?

¿Hasta ahora cuáles han sido tus principales conclusiones como director del Centro para el Turismo Sostenible y el Transporte de la Universidad de NHTV Breda?

Los estudiantes de turismo y los investigadores, todos compartimos una cosa: el amor por viajar. La mayoría de nuestros estudiantes de turismo y profesores viajan mucho más que la media. El problema podría ser que formamos a generaciones de gestores turísticos con una mentalidad y costumbre de viajar a larga distancia, por lo tanto desarrollan productos que invitan a la gente a viajar más de lo que es estrictamente necesario.

Paul, eres ingeniero de formación. Dos preguntas: ¿cuál es el principal problema técnico que nos impide disfrutar de una aviación sostenible, y cuál es la solución más prometedora para paliar la situación actual?

Paul Peeters, Experto en Aviación y Cambio ClimáticoEl reto de todo diseñador de aviones es crear un aparato que transporte carga útil a la mayor distancia posible, bajo el menor coste posible. Cada tonelada adicional de combustible en un vuelo costará diez pasajeros de pago. ¿La mejor manera de conseguirlo? ¡Eficiencia de combustible! Entonces, la de los aviones actuales está bastante cerca de las leyes aerodinámicas, termodinámicas y mecánicas de la naturaleza.

Puede ser que un 30-40% de las emisiones se recupere con la nueva generación de Airbus NEO y del Boeing Dreamliner, pero de ahí no pasarán. Y nos costará alrededor de medio siglo llegar allí, un intervalo de tiempo que puede aumentar entre 3 y 4 veces el volumen actual de transporte aéreo.

Cuánta diferencia en relación a la situación de los trenes, coches y barcos, campos en los que las emisiones casi cero y las nulas son técnicamente factibles y en algunos sistemas ferroviarios – como los que Suiza y Suecia – se han utilizado ya durante décadas…

¿Tus reflexiones sobre el resultado de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 21) que tuvo lugar en París de diciembre de 2015?

En general COP21 tuvo mucho éxito, todos los países del mundo se pusieron de acuerdo sobre el establecimiento de objetivos ambiciosos y las vías para alcanzarlos. Sin embargo, para el turismo fue decepcionante, ya que la aviación quedó exenta y derivada a la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO). Esta organización está muy dominada por intereses de la industria nacional. Lamentablemente, el nuevo estándar de eficiencia de combustible de ICAO no va a ahorrar mucho combustible.

El otro programa, relativo a las medidas de mercado, simplemente consiste en compensar los aumentos de emisiones a partir de 2020 para los vuelos internacionales. Por lo tanto, las emisiones netas se mantienen constantes a partir de 2020. Con tal comportamiento de los proveedores aéreos, el viajero responsable genuino no tiene otra opción que dejar de volar y descubrir el apasionante mundo de los viajes en tren y autobús.

Muchas gracias, Paul.

Visita el Centro de NHTV de Turismo Sostenible o conecta con Paul Peeters en LinkedIn.


¿Disfrutaste de nuestra entrevista con Paul Peeters de la Universidad NHTV Breda, sobre turismo, cambio climático y transporte sostenible? Por favor, ¡comparta y difunda!

Paul Peeters sobre Turismo, Aviación y Cambio Climático
Share: