Rebecca Hawkins entrevista

De la educación a la consultoría de negocios, Rebecca Hawkins ha ayudado a dar forma a la industria del turismo sostenible desde hace casi veinte años. En esta entrevista, Rebecca nos dice cómo la creatividad de la cocina de su abuela la ayudó a alertar sobre la necesidad de minimizar los residuos, y cómo un doctorado y un poco de suerte lanzaron su carrera de turismo sostenible.

También comparte su experiencia ayudando a los estudiantes de doctorado a convertirse en los líderes de la sostenibilidad del mañana y cómo su organización, la Asociación de Hostelería Responsable (Responsible Hospitality Partnership), ayuda a las empresas a utilizar estrategias de turismo sostenible para crear un beneficio significativo en su negocio y en el mundo en el que operan.

Aprende sobre:

  • El origen, la misión y los éxitos de la Asociación de Hostelería Responsable;
  • El verdadero impacto de los residuos de alimentos en la industria del turismo y lo que las empresas pueden hacer para minimizarlo;
  • Dónde fallan la mayoría de empresas en lo que respecta a la sostenibilidad;
  • Los consejos de Rebecca Hawkins para los profesionales que inician su carrera en el turismo.

Rebecca, ¿Cuándo empezó a tomar conciencia sobre el concepto de turismo sostenible?

Los cimientos probablemente vinieron de mi abuela que, como muchos de su generación, pensaba que si había desperdicio no se tenia ética. Ella era una maestra de la cocina y podría hacer una comida completa de casi cualquier cosa. En su opinión, no había excusa para el desperdicio de comida (o de cualquier otra cosa). Todo lo que se necesitaba era un poco de creatividad y ayudantes de cocina dispuestos (a menudo sus nietos) para cocinar una tormenta.

La universidad fue mi primer punto de encuentro con la “sostenibilidad” como algo sobre lo que la gente escribe libros (aunque la mayoría lo llamaban gestión ambiental en ese entonces). Empecé la universidad estudiando historia, pero rápidamente descubrí que no era para mí. Un día me encontré en la sección de medioambiente en la biblioteca. Por casualidad, encontré el libro de “Primavera silenciosa”de (Rachel Carson) y de allí me seguí con Gaia de James Lovelock, todo en la misma tarde. Ese fue mi momento de entendimiento. Me di cuenta de que la “sostenibilidad” no era solamente un estilo de vida peculiar, sino una disciplina académica por sí mismo, enmarcada en serios principios teóricos. Me cambié de curso, y me convertí en una absoluta apasionada de la “sostenibilidad” ya que aplica en casi todo.

Después de la universidad, mis primeros trabajos fueron en el turismo y la hostelería (siempre me ha gustado viajar). Terminé con un contrato como asistente de investigación en la Universidad de Bournemouth lo que incluía escribir para el doctorado. Esto me dio libertad para examinar realmente los impactos ambientales y sociales del turismo justo cuando el turismo sostenible empezaba a emerger en la agenda política. También me dio el soporte para implementar una propuesta de investigación (he aprendido tanto de los fracasos como de los éxitos). De hecho, yo a menudo afirmo que escribir mi tesis doctoral fue el factor más importante en la formación de mi carrera.

¿Por qué decidió seguir una carrera en el turismo sostenible? ¿Cómo fueron sus comienzos en la industria?

Fue la combinación de tener un doctorado y suerte! Después de mi tesis doctoral, trabajé en varias funciones del turismo y luego vi anunciado un puesto para trabajar en el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (World Travel & Tourism Council), para manejar su centro de investigación ambiental. Nunca he querido tan desesperadamente un trabajo como aquel. Me presenté y una semana más tarde me ofrecieron el trabajo. No podía creer que había ganado mi trabajo ideal y que mis jefes serían dos de los líderes visionarios del sector.

Pasé los próximos cinco años trabajando con 70 de las mayores empresas de viajes y turismo de todo el mundo comprendiendo sus respuestas a las cuestiones ambientales, escribiendo documentos de política (incluyendo la interpretación de la Agenda 21 para el sector de los viajes y el turismo) y probando soluciones en empresas y destinos. Me encantó cada minuto, y todavía siento una emoción enorme de mi trabajo en la actualidad.

rebecca-hawkins-dando-consejos-de-agua-en-tailandia
Hablando sobre técnicas de ahorro de energía y agua con hoteleros en Tailandia.

Usted ha estado trabajando como consultora en investigación y como Fellow en la Universidad de Oxford Brookes durante casi dos décadas. ¿Nos puede contar un poco sobre su trabajo allí?

He manejado mi propio negocio durante 20 años, pero realmente también disfruto del entorno académico, por lo que siempre mantengo un pie en esa puerta. Soy una investigadora y consultora Fellow de Brookes, y superviso principalmente a los estudiantes del doctorado. Me encanta el entusiasmo que mis estudiantes tienen y la sensación de que realmente pueden hacer una diferencia a través de su investigación. Encuentro que mi consultoría complementa perfectamente mi papel académico: muchos clientes RHP se convierten en casos de estudio para estudiantes de doctorado y el entorno académico proporciona un espacio seguro en el que las empresas comerciales pueden explorar algunos de los aspectos de la sostenibilidad más difíciles de combatir.

Me encanta el punto en el viaje de doctorado en el que los estudiantes se convierten en el “experto” en su campo elegido. He tenido estudiantes que trabajan en una amplia gama de temas, incluyendo la comprensión de la mecánica del cambio de comportamiento personal, la evaluación de cómo las imágenes que utilizamos transmiten mensajes acerca de la sostenibilidad a los consumidores, el análisis de la importancia en la fijación de límites en los informes ambientales y la revisión de los procedimientos del gobierno corporativo y de sus prácticas. Muchos de mis ex-alumnos ahora están enseñando en las universidades de todo el mundo, lo que garantiza que un turismo sostenible está firmemente en la agenda académica.

En 2010 fundó la Asociación de Hostelería Responsable (RHP). ¿Qué fue lo que la llevó a iniciar la organización, cuál es su misión y cómo lo logra?

RHP es la tercera empresa que emprendo y tiene su origen en mis dos empresas anteriores. Nuestra misión es ayudar a las organizaciones turísticas a reducir costos, mejorar la moral del personal y construir confianza en sus marcas por medio de la operación responsable con el medioambiente y la sociedad.

Creo firmemente que el cambio se genera desde dentro, y por eso trabajamos con empresas para ayudarles a adaptar su ADN a adoptar los principios de sustentabilidad. Nuestra base de clientes incluye desde micro-empresas hasta empresas multinacionales, asociaciones comerciales y agencias gubernamentales. Ofrecemos una amplia gama de soporte que incluye: el suministro de energía y gestión del agua (hemos desarrollado nuestra propia plataforma de software), ayuda en la prevención de residuos de alimentos, el desarrollo de directrices y acuerdos voluntarios y formación de motivación para el personal.

Durante nuestro trabajo, hemos reducido las emisiones de carbono de las empresas de nuestros clientes de manera significativa, hemos puesto en marcha medidas para contratar personal en la prevención de residuos de alimentos y usado nuestro proceso de facilitación de las partes interesadas para desarrollar acuerdos (voluntarios) que van mucho más allá de nuestras expectativas más optimistas, tanto de los derechos humanos, como de la protección del medioambiente.

Estoy muy orgullosa de lo que hemos logrado, pero siento que todavía hay mucho más que hacer en la zonas de difícil acceso de la agenda de sustentabilidad. Esto incluye cosas como la protección de los derechos humanos (el sector turístico tiene un gran número de empleados de salario mínimo y horas cero), la incorporación de la sustentabilidad en las cadenas de suministro para asegurar que los destinos maximicen el valor del turismo, asegurándonos que medimos lo que importa, y que los compromisos de sustentabilidad se permean a través de todas las partes de una organización en lugar de aquellos que son de propiedad o administrado por uno solo. Está muy bien que tenemos organizaciones como ITP y ABTA que también están muy involucradas en el diálogo sobre estos temas.

rebecca-hawkins-en-tailandia
Cosechando en Tailandia

Una de las áreas de sustentabilidad en la que usted se centra es el residuo. Mientras que el reciclado, el agua y la gestión de recursos son temas muy conocidos dentro del campo del turismo, usted ha dado conferencias y encabezado varios proyectos en materia de residuos de alimentos – un tema que recibe significativamente menos atención en la sustentabilidad en el sector de la hostelería.

En su experiencia, ¿qué pueden hacer las empresas de hostelería para gestionar los residuos de alimentos, y qué papel juega en los esfuerzos generales de sustentabilidad?

El desperdicio de alimentos es difícil y muy diferente al manejo de la energía y del agua, que son relativamente fáciles de abordar (en su mayor parte se puede instalar un dispositivo, asegurarse de que los medidores se lean y se obtenga el ahorro de costos y medioambientales). El desperdicio de alimentos es un hueso duro de roer por un número de razones, incluyendo: el hecho de que a nadie le gusta admitir que desperdicia alimentos; trabajamos en un sector que se basa en un montón y por lo tanto puede haber resistencia en discutir cosas como el tamaño de la porción y la placa de residuos; la prevención de residuos eficaz requiere un cambio de comportamiento en toda la organización (desde la oficina central hasta cada unidad individual); y hay incertidumbre entre las empresas sobre cómo hablar con los clientes acerca de estos temas.

Para evitar el desperdicio de alimentos, equipos de RSC tienen que ser capaces de alcanzar las áreas del negocio (incluyendo equipos de compras y planificación del menú), motivar al personal para garantizar cambios en la práctica y no afectar la calidad del producto o en el desperdicio de alimentos de la cadena de suministro, para introducir formas efectivas de medir el cambio (no es barato o fácil) y para comunicar el éxito. De nuestra parte esta el hecho de que el personal es a menudo apasionado y valora la comida.

Los programas de donación de alimentos y el hecho de que ayudan a los necesitados son también un punto de gran orgullo. Pero la donación de alimentos es solamente una pieza en el rompecabezas de la prevención de residuos y necesita ser emparejado con otras iniciativas para producir ahorros de costo y ambientales. Cuando realmente involucramos a los equipos, podemos generar ahorros significativos (hasta de un 30% en algunos lugares) y garantizar que las personas necesitadas se beneficien. Pero necesita de un compromiso real por medio de un negocio, y existe una serie de áreas difíciles de alcanzar alrededor de los residuos y del ciclo de los alimentos que hasta ahora apenas hemos tocado.

Este problema incrementa su complejidad con el hecho de que la mayoría de las empresas juzgan la importancia de los residuos de alimentos como un problema de costos de desechos, y te das cuenta de por qué no es la prioridad clave para muchas empresas. [1] Sin embargo, la prevención de residuos de alimentos es mucho más que el ahorro de costos. Es una cuestión estratégica que tiene dimensiones vitales morales y ambientales.

Desde un punto de vista moral, la cantidad de comida que tiramos en el mundo es suficiente para proporcionar alimentos a cada hombre, mujer y niño crónicamente desnutridos en todo el mundo (aunque, por supuesto, la comida que se desperdicia a menudo no está en las zonas en las que hay mayor hambre). Como tal, la prevención de residuos de alimentos puede desempeñar un papel clave en la mejora de la seguridad alimentaria nacional y mundial.

Medioambientalmente, las emisiones de carbono de la producción de carne por sí sola (14 – 18% del total mundial) empequeñece cualquier elemento individual del sector turístico (las cuentas de la aviación son alrededor del 3% de las emisiones totales).

El mercado fuera del hogar (restaurante, bar, cafetería, alimentación institucional, etc.) suma casi la mitad del gasto en alimentos en el Reino Unido y una proporción similar en otros países desarrollados. Así que las empresas que están realmente comprometidas a reducir su huella ambiental (por no hablar de la mejora de la sustentabilidad) necesitan comprometerse plenamente en la agenda de los residuos de alimentos y encontrar maneras de hacer una verdadera diferencia en estas cuestiones morales y ambientales.

rebecca-hawkings-en-tailandia-2
Cada vez más hoteles y restaurantes cultivan sus propias hierbas y verduras, como en Tailandia.

En su opinión, ¿en dónde fallan la mayoría de las empresas cuando trabajan en la agenda del turismo sostenible? ¿Qué consejo les daría?

Los programas empresariales responsables deben apoyar el éxito de negocios a largo plazo y construir confianza en una marca. Sin embargo, para entregar estos resultados, los programas tienen que ir más allá de la piel. Nosotros ayudamos a las empresas que solamente quieren ahorrar un poco de dinero en energía, en agua o en residuos para lograr sus ambiciones y promover la mejora del medioambiente que resulta de estos programas. Pero:

Un poco de eficiencia de los recursos no equivale a un compromiso en toda regla a la sostenibilidad o de una empresa responsable. Las empresas que realmente deseen aprovechar la confianza y la calidad de los beneficios de la sostenibilidad colocarán estas cuestiones en el centro de todas las decisiones de negocio (con los recursos humanos, finanzas, control de calidad, etc.) y abrazaran no solamente el medioambiente, sino también los elementos sociales de esta agenda.

De hecho, creemos que la justicia social será el próximo gran problema para muchas empresas. Los que participen en el diálogo en torno a estos temas serán los que realmente están comprometidos con la sostenibilidad a largo plazo (algunas empresas ya se están ocupando de estas cuestiones).

¿Cuáles serían los tres consejos que le daría a alguien que quiera iniciar una carrera en la industria del turismo responsable?

Eso es difícil de responder sin recurrir a clichés.

  • Sentir pasión por lo que se hace (pero no se convierta en un ecoánima de censura).
  • Aprender las habilidades de escucha, participación y motivación de equipos de personal… la mayoría de los miembros del equipo son capaces de crear soluciones a los dilemas de sustentabilidad. Solamente necesitan un poco de facilitación y apoyo a lo largo del camino.
  • Esté preparado para empezar con un papel del turismo y la hostelería convencional y de convencer a su empleador de que el camino de la sustentabilidad pagará dividendos (financieramente, y en términos de la reputación y moral).

Muchas gracias, Rebecca.

Para obtener más información, visita el sitio web de la Asociación Hostelería Responsable o conecta con Rebecca Hawkins a través de LinkedIn.


[1] En realidad, el costo de eliminación de residuos de alimentos representa menos del 4% de los costos reales de los residuos de alimentos – la mayor parte de los costos de los alimentos está en el tiempo de la compra de alimentos, el tiempo de procesamiento de alimentos y el tiempo del personal que posteriormente los tira. Al evaluar únicamente los costos de eliminación, vemos que representa una proporción significativamente menor de facturación en la mayoría de los negocios de hostelería que la energía y el agua.


¿Te gustó nuestra entrevista con Rebecca Hawkins, fundadora de la Asociación de Hostelería Responsable en el Reino Unido? ¡Por favor, compártela!

Rebecca Hawkins sobre Hostelería Responsable y Turismo Sostenible
Share:
Tagged on: