Tomás Azcárate entrevistaTomás Azcárate, Presidente del Instituto de Turismo Responsable y uno de los pioneros, involucrado desde los años 80, del turismo sostenible en España, en esta entrevista reflexiona sobre su larga trayectoria dedicada al desarrollo sostenible del turismo. También comparte su visión de cómo ha evolucionado la agenda de turismo responsable en los últimos años, y por qué el Consejo Mundial de Turismo Sostenible (GSTC) es tan importante.

Aprende sobre:

  • Cómo los intereses políticos influyen en los destinos turísticos;
  • El “Sistema de Turismo Responsable” y la certificación BIOSPHERE;
  • Sus principales logros durante su estancia en la UNESCO;
  • Cómo evolucionará la agenda del turismo sostenible en los próximos años;
  • La mejor forma de medir el éxito de las iniciativas que promueven el turismo sostenible.

Tomás, antes de ser Presidente del Instituto de Turismo Responsable, trabajó como Presidente del Parque Nacional de Doñana (1982-1991), ¿cuál es su mejor recuerdo de esa época?

En relación con el Parque Nacional de Doñana podría decir que estuve en los tres organismos de gestión y participación del Parque como son: la Estación Biológica de Doñana donde hice el doctorado. En el órgano de gestión del Parque Nacional de Doñana como biólogo regional de Instituto Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ICONA) y en el órgano de coordinación y participación como es el Patronato del Parque nacional.

Aunque fueron años duros, de todos ellos guardo buenos recuerdos, así, desde la Estación Biológica se consiguió ser un referente nacional e internacional en defensa de la naturaleza y el medio ambiente.

En el segundo caso, la entrada de los primeros biólogos en el organismo responsable de la conservación de la naturaleza en España como era el ICONA supuso un revulsivo y un cambio total de la cultura de gestión del organismo (no hay que olvidar que entonces, las especies protegidas eran alimañas).

En el caso del Patronato, siendo uno de los primeros que se constituía a nivel nacional, y en un Parque Nacional absolutamente politizado debido a la importancia que tenía a nivel internacional, supuso un choque personal muy importante debido sobretodo al enfrentamiento existente entre los diferentes intereses en torno al Parque, algunos legítimos, otros no tanto, pero la mayoría a mi juicio sin un análisis profundo de la viabilidad de los proyectos.

Esto me convenció aún más de la necesidad de un nuevo modelo de desarrollo equilibrado, que ya en aquel entonces se denominaba como sostenible y que lo queríamos implementar en la Red Mundial Reservas de la Biosfera.

¿Qué momentos siempre va a recordar de su tiempo como Presidente del programa MAB-UNESCO (1987-1996), el programa de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible responsable de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera?

Para mi el MAB fue y es uno de los instrumentos de Naciones Unidas más importantes en relación con el medioambiente y el desarrollo sostenible.

La razón es doble: por un lado en sus inicios supo integrar e impulsar de forma integrada las diferentes áreas que componen la sostenibilidad. Así mismo es la única red mundial de una figura de protección y desarrollo de un espacio natural con el mismo significado en todos los países del mundo.

El MAB se adelanto en el tiempo en el concepto de desarrollo sostenible a través de la puesta en marcha de las Reservas de la Biosfera a principios de la década de los años 70.

¿De qué logros está más orgulloso de su paso por la UNESCO?

Para mi los logros más importantes alcanzados podría resumirlos en cuatro:

  • Por un lado, el equilibrar los componentes del desarrollo sostenible dentro del concepto de Reservas de Biosfera (económico, social, cultural y medioambiental) que, a mi juicio, estaban bastante desequilibrados hacia el medio ambiente;
  • Por otro, el impulso de la Red Española de Reserva de Biosfera;
  • El tercer logro sería la elaboración y aprobación de los Estatutos de la Red Mundial de Reserva de la Biosfera (aunque me quede con la pena de no conseguir que tuviera rango de Convenio Internacional por un problema de soberanía de algunos países que protestaron);
  • Y por último, la elaboración del primer Plan Estratégico y de Acción de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.

¿Cuándo descubrió su pasión por el turismo sostenible y responsable?

Cuando me eligieron Presidente del Consejo Internacional de MAB con la intención principal de desarrollar los objetivos aprobados en la Conferencia Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo celebrada en Rio de Janeiro en 1992, nos dimos cuenta que la industria más importante a finales del siglo XX era el turismo y que, siendo la mas implicada con el modelo de desarrollo sostenible era, mismo tiempo, la menos valorada a nivel internacional (ni casi se mencionaba en la Agenda XXI de Rio de Janeiro ni la OMT era miembro de la ONU) y a nivel nacional.

Después de Rio 1992, nos dimos cuenta que la industria más importante a finales del siglo XX era el turismo y que, siendo la mas implicada con el modelo de desarrollo sostenible era, mismo tiempo, la menos valorada a nivel internacional (ni casi se mencionaba en la Agenda XXI de Rio de Janeiro ni la OMT era miembro de la ONU) y a nivel nacional.

Si bien ya estaba bastante familiarizado con el turismo por haberme criado en uno de los destinos más importantes del mundo como es Canarias, me fui dando cuenta de la importancia que tiene de cara al futuro y la necesidad de que esta industria, dada su complejidad, sea sostenible.

¿Cuál es el desafió más grande de trabajar por una agencia de las Naciones Unidas como la UNESCO?

Para mi el desafío mayor supuso el reto de hacer viable una propuesta para que pueda ser asumida por los países con la gran diversidad de intereses y características de estos.

¿Ha cambiado su visión sobre el turismo sostenible y responsable al cabo de los años?

Al contrario, mi visión del turismo responsable encaja con que cada vez el turismo se afianza más como un derecho de los ciudadanos del mundo y cobra más importancia de cara al futuro por el modelo de sociedad que se esta creando debido al desarrollo tecnológico y del conocimiento.

Por eso, creo que cada vez las personas se pueden auto realizar más y mejor a través de un turismo sostenible que no impacte, beneficie a los ciudadanos locales y garanticen la autenticidad de la actividad que quiere realizar el turista.

Acaba de cumplir 20 años como Presidente del Instituto de Turismo Responsable, ¿porque decidió ser Presidente y cuál es su función principal?

Cuando se elaboró la Carta Mundial de Turismo Sostenible en 1995 durante la Conferencia Mundial de Turismo Sostenible, por iniciativa del Programa MAB de la UNESCO, y siendo Presidente de dicho Programa, se impulso por la UNESCO especialmente por su Director General que era en aquel momento Federico Mayor Zaragoza, la constitución de un ente que desarrollara dicha carta y por eso se creo el ITR.

El Director General me pidió que lo Presidiera y hasta ahora. Mi función principal es coordinar las iniciativas del ITR y Presidir la Junta Directiva que es el órgano que impulsa las distintas actividades del Instituto.

En su opinión, ¿cómo va a evolucionar la agenda del turismo sostenible en los próximos años? ¿Qué tendencias observa?

A final de los años 90 cuando se hablaba de la Sostenibilidad en el turismo y se realizaban encuestas sobre la importancia y valoración por parte del turista, esté, no solo no lo valoraba sino que además no manifestaba tener conocimiento del significado del mismo.

Sin embargo, en la primera década del siglo XXI gracias a la evolución del modelo del transporte, al desarrollo tecnológico y la capacidad de información por parte del turista esto esta cambiando completamente.

El turista puede elegir un destino y actividad determinada a un precio más asequible y la sostenibilidad se esta convirtiendo en una garantía de calidad y autenticidad de esa actividad.

¿Cuál es la mejor manera de medir el éxito de las iniciativas que promueven la sostenibilidad turística?

Cuando se puso en marcha el Instituto, una de las primeras iniciativas que tomamos fue cómo hacer que el turismo sea sostenible y para eso entendimos primero que la sostenibilidad tiene que tener un valor en el mercado y segundo que tiene que medirse.

Para eso desarrollamos el “Sistema de Turismo Responsable” como sistema de certificación mediante unos estándares medibles bajo la marca “BIOSPHERE”. El STR es un instrumento y vía de mejora continua hacia la sostenibilidad ya que esta es un camino y nunca un fin.

El último estándar desarrollado es el de destinos ya que es el más complejo y la verdad, creo que tanto los técnico del ITR como los de los destinos ya certificados pensamos que hemos desarrollado una metodología muy eficaz para andar a buen paso por ese camino que como decía es la sostenibilidad.

Quisiera añadir, que a mediados de la década pasada, se puso en marcha por parte de la OMT lo que hoy es el GSTC (Global Sustainable Tourism Council) organismo que reconoce y acredita de las certificaciones turísticas existentes. Uno de sus objetivos principales es poner orden en la gran cantidad de marcas y estándares existentes, la mayoría de ellos relacionadas con el medio ambiente pero denominadas sostenible.

Creo que esto supone una de los mejores actuaciones de dicho organismo por el turismo de ahora y del futuro. El ITR es el único organismo a nivel internacional aprobado para sistemas alojativos, turoperadores y destinos.

Muchas gracias Tomás.

Para más información sobre el Instituto de Turismo Responsable (ITR), visite su página web, o su perfil de Facebook y Twitter.


¿Te gustó nuestra entrevista a Tomás Azcárate, Presidente del Instituto de Turismo Responsable en España? ¡Por favor, compártela!

Buy Black Cialis
Buy Amoxil online
Premarin no prescription
buy celexa online

Tomás Azcárate sobre Turismo Responsable en España
Share: