Investigación en Turismo Sostenible 2017

Dirigir un negocio o destino turístico exitoso puede ser agotador, con poco tiempo para mantenerse actualizado sobre la investigación en turismo sostenible y el mundo académico. En el Proyecto Sustainability Leaders, hicimos que esto fuera parte de nuestra misión para permitir que profesionales e investigadores aprendan unos de otros.

Basándonos en nuestra serie de entrevistas con profesionales en turismo, en este articulo te ofrecemos un panorama sobre las actuales ideas, tendencias y desafíos vinculados a la investigación, el estudio del turismo y la sostenibilidad.

Aprende sobre:

  • Sostenibilidad turística como carrera universitaria;
  • Impacto social y relevancia de la investigación en turismo;
  • Temas candentes en la investigación turística.

Sostenibilidad turística como carrera universitaria

Las opiniones sobre el turismo sostenible como enfoque de estudio son diversas. Por un lado, Alan Wong de la Universidad Politécnica de Hong Kong observa un creciente interés por la sostenibilidad y el turismo sostenible entre sus estudiantes en China.

Por otro lado, Geoffrey Wall, Profesor Emérito de la Universidad de Waterloo de Canadá, lamenta que “la educación e investigación en turismo se estén centrando cada vez más en sí mismas, debido a que los jóvenes estudiantes leen y son animados a publicar en revistas especializadas desatendiendo el compromiso con otras disciplinas”.

Richard Butler, Profesor Emérito de la Universidad de Strathclyde en Escocia, comparte esta opinión. Para él, es lamentable que la mayoría de estudiantes de turismo “tengan una limitada preparación en términos de conocimientos profundos sobre cualquier disciplina tradicional”.

Según Jafar Jafari, el peligro es que “algunos estudiantes e investigadores, al ir rápidamente hacia sus temas de investigación, pierden de vista la esencia del turismo que es inherentemente un fenómeno sociocultural y esto debe tenerse en cuenta sin importar qué tan lejos lo lleve a investigar.”

Tomando en cuenta estos puntos de vista bastante pesimistas de algunos de los más eminentes académicos en turismo y geografía, sobre el turismo como una carrera universitaria válida por sí misma, difícilmente sorprende que las opiniones sobre el impacto y la relevancia real de la investigación en turismo sean, en el mejor de los casos, diversas.


Impacto social y relevancia de la investigación turística

Para David Weaver de la Universidad de Griffith en Queensland, Australia, el principal desafío para la investigación en turismo sostenible es la actual desconexión entre profesionales y académicos:

Los debates que tenemos dentro de nuestras universidades son casi totalmente desconocidos e inútiles para la industria. Al principio pensaba que existiría un beneficio mutuo al compartir nuestras ideas y conocimientos, pero ahora creo cada vez más y más que la industria se desarrollará muy bien sin ninguna contribución en absoluto por parte de la investigación académica. Digo esto porque las empresas que sobreviven tienen que ser resilientes (sobreponerse a la adversidad), y las soluciones ‘naturales’ a los problemas relacionados con la sostenibilidad surgen todo el tiempo, basadas en la capacidad de respuesta al mercado y otras circunstancias.

Pero, ¿por qué es tan difícil para los investigadores en turismo involucrarse con los profesionales y hacer así una investigación académica más relevante y beneficiosa para las empresas y los destinos? David Weaver encuentra la explicación en que ” hemos sido entrenados para adquirir conocimiento y publicarlo en revistas revisadas por pares; los impactos sociales positivos fueron un resultado imprevisto y fortuito de realizar tal trabajo.”

A su criterio, el llamado a una investigación más orientada a la práctica es “una realidad a la que debemos responder integrando el impacto social a nuestras deliberaciones de investigación desde el inicio, en lugar de hacer contribuciones teóricas al conocimiento”.

¿Cómo sería esto? David Weaver:

Quizás la primera pregunta que nos hagamos cuando redactamos una solicitud de financiamiento sea “¿Qué puedo hacer en el campo de la investigación turística que represente el máximo beneficio para el mayor número de personas?” Incluso si nuestros resultados son cuantificables y tangibles, y expresamente beneficiosos, tendremos que trabajar en estrecha colaboración con ONGs importantes, grupos de comunidades y agencias gubernamentales para asegurar que un “ganador” no académico trabaje con nosotros en la fase de implementación. Al mismo tiempo, las universidades tendrán que aliviar la presión sobre nosotros en cuanto a producir resultados académicos de alto nivel para poder dedicar nuestra energía en la comunicación con los grupos de interés en un lenguaje sencillo, y ayudar con la implementación y el monitoreo.

Al igual que David Weaver, Xavier Font de la Universidad de Surrey también pide un cambio en las prioridades de investigación en turismo:

Mi preocupación es que el esfuerzo en la investigación no se optimiza, porque está impulsada por planes personales más que por necesidades de la sociedad. Así que, me temo que con demasiada frecuencia la investigación en sostenibilidad está yendo realmente a ninguna parte. Al menos a ninguna parte donde tenga un impacto en la sociedad. Comparándola con la investigación en medicina, ¿realmente iniciarías un proyecto que no tuviera un enfoque muy específico ni estuviera basado en las necesidades? Necesitamos menos publicaciones pero con evidencia más significativa y mayor impacto social.

Martha Honey de CREST en los Estados Unidos tiene una visión similar. Anima a los académicos a “realizar investigaciones que realmente ayuden a marcar la diferencia”:

La sostenibilidad en el turismo es ahora un imperativo, particularmente en la era del cambio climático. Debemos cambiar la forma en que viajamos y la forma en que opera la industria turística. Por lo tanto, los académicos deben emprender conscientemente investigaciones que proporcionarán las herramientas y pruebas necesarias para apoyar las prácticas sostenibles.

Sin embargo, que todos los académicos se sientan cómodos con este cambio es cuestionable, a juzgar por los pensamientos de Geoffrey Wall al respecto:

Me considero un académico tradicional, cuyo principal objetivo es generar y compartir conocimientos. No he sentido presión por destacar, aunque siempre he considerado importante señalar las implicanciones de mi investigación. Sin embargo, he participado en muchos ejercicios de planificación y proyectos internacionales que requieren recomendaciones.

Tal vez la raíz del problema sea, como admite Richard Butler, que “muchos de nosotros que enseñamos sobre turismo no hemos tenido experiencia en la parte operativa de la industria”.

Además, entre la academia, existe un gran potencial para que investigadores e instituciones colaboren más estrechamente, según nos comenta David Weaver:

Sería lógico que los clusters universitarios de excelencia trabajen juntos internamente, y luego con otros clusters para promover esta iniciativa. Algunos ejemplos son el sureste de Queensland (Griffith, UQ, Southern Cross), el sur de Inglaterra (Surrey, Bournemouth, Portsmouth), Pekín y Shanghái.

Según su punto de vista, “el problema de trabajar con universidades individuales es que a menudo se da una baja prioridad al turismo, y el estatus de líder de sostenibilidad puede depender de uno o dos individuos que podrían abandonar el proyecto o retirarse”. Para él, el beneficio de los clusters es que tienden a ser más resistentes y duraderos.


Temas de actualidad en la investigación turística

La necesidad de una mayor colaboración que traspase las fronteras de las disciplinas se refleja en la respuesta de Susanne Becken  del Institute GIFT de la Universidad de Griffith, a la pregunta sobre adónde cree que se dirige la investigación del turismo sostenible:

Lo que más me gustaría que suceda – y ya está empezando a suceder – es que se vincule más sistemáticamente con otras áreas de investigación, por ejemplo, la dinámica de sistemas, las ciencias políticas, la arquitectura, etc. Los investigadores del turismo pueden aprender mucho de los principales investigadores de esas áreas y viceversa, creo que aquellos con experiencia en turismo pueden cruzar y potenciar con éxito estas disciplinas al brindar interesantes aplicaciones al mundo real.

En cuanto a los temas clave en los que deben enfocarse los investigadores en turismo, David Weaver  sugiere encontrar maneras de identificar y cambiar el comportamiento de los consumidores, ya que esto todavía representa un gran desafío para un turismo más sostenible:

Algunos trabajos se han hecho en el campo de la interpretación transformadora, y hay una prometedora investigación sobre la relación entre las experiencias y emociones máximas por un lado, y el cambio de comportamiento por el otro.

Dagmar Lund-Durlacher de la Universidad de MODUL en Viena observa una creciente importancia de los aspectos sociales en la investigación turística vinculada a la sostenibilidad:

Además de los aspectos ambientales, cada vez hay más y más aspectos sociales incluidos en las propuestas de investigación del turismo sostenible. El cambio climático, los impactos ambientales negativos, la escasez de recursos y la movilización siguen siendo asuntos importantes, pero los temas sociales como la integración, la reducción de la pobreza, los aspectos relacionados con la fuerza laboral y el bienestar social están cobrando importancia. En los últimos años, también el concepto de emprendimiento social ha entrado en la agenda de investigación.

Informando desde Sri Lanka, el profesor Sheikh Md Monzurul Huq observa que “los asuntos sobre ecología política asociados al turismo se han convertido en un tema importante de investigación”.

Para Martha Honey, los investigadores en turismo deberían “determinar los costos y beneficios económicos de los diferentes tipos de turismo”. Como ha aprendido a lo largo de su trabajo en CREST, “los números hablan a los responsables políticos y líderes empresariales y, por lo tanto, pueden ayudar a tomar decisiones clave sobre qué tipos de turismo buscar y cambiar”.

Por último, es probable que el periodo de viaje reciba más atención de la investigación en un futuro próximo. Como señala Geoffrey Wall, en comparación con los estudios sobre destinos, “los impactos del periodo de viaje han recibido muy poca atención”. Como más adelante escribe, “se requiere una contabilidad más completa de los impactos de los diferentes tipos de turismo y, si se realiza, pueden surgir algunas sorpresas”.


Tenga en cuenta que la información y las opiniones expuestas en este artículo son las de los autores (entrevistados) y no reflejan necesariamente la opinión oficial de las organizaciones para las que trabajan.


¿Te gustó este panorama sobre las actuales ideas, tendencias, prioridades y desafíos de la investigación en turismo sostenible, relacionadas con la enseñanza y el estudio del turismo y la sostenibilidad? ¡Por favor, compártelo!

Investigación en Turismo Sostenible: Tendencias, Prioridades y Desafíos al 2017
Share: